Menú Portada
UN BALÓN DE ORO EN ENTREDICHO (I)
Las ventas máximas de Leo Messi Management SL alcanzaron tan solo los 475.955,47 euros en 2011

La empresa dedicada a la “explotación de derechos de imagen” de Messi empezó a facturar un año después del último ejercicio incluido en la querella de la Fiscalía

Junio 16, 2013

Leo Messi Management fue constituida el 23 de marzo de 2009 con el objeto social de “asesoramiento e intermediación en materia de patrocinio, publicidad y explotación de derechos de imagen” cerrando ese año sin ingresos y declarando pérdidas ante Hacienda
Los resultados de los ejercicios 2010 y 2011 alcanzaron los 39.352,38 euros y 170.882,49 euros, pagando impuestos por un valor de 10.595,13 y 56.994,13 euros respectivamente
La sociedad está administrada por el padre del jugador, Jorge Horacio Messi Pérez y su hermano Rodrigo Martín Messi


Cinco días después de que la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona presentara la querella contra Leo Messi y su padre, Jorge Horacio Messi, por fraude fiscal, la estrella del FC Barcelona no ha realizado ninguna comparecencia pública. De hecho continúa como si nada sus partidos con la selección albiceleste, prácticamente clasificada para el próximo Mundial de Brasil a falta de cuatro partidos y eso sí, sin plaza en la Copa Confederaciones, ocupada por Uruguay vigente campeón del cono sur. Eso sí, Messi dio la respuesta con goles, con un hat trick ante la débil Guatemala. Pero más tarde o más temprano, el jugador tendrá que dar la cara a la querella, firmada por la fiscal Raquel Amado, interpuesta en el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Gavà. Según la Fiscalía, “con la finalidad de burlar la tributación“, se simuló la cesión de sus derechos de imagen “a sociedades puramente instrumentales radicadas en paraísos fiscales (Belice, Uruguay) y, complementariamente, se formalizaron contratos de licencia, agencia o prestación de servicios entre aquellas sociedades y otras también instrumentales domiciliadas en jurisdicciones de conveniencia (Reino Unido, Suiza)“. Con ello, presuntamente se buscaba “que los ingresos transitaran sin someterse prácticamente a tributación alguna y, además, con total opacidad frente a la Hacienda Pública española de la titularidad del real destinatario y beneficiario de los ingresos, que no fue otro que el querellado Lionel Messi“. Así, la Fiscalía detalla el importe de las cuotas de IRPF supuestamente defraudadas y que ascienden a 1.059.398,71 euros en el ejercicio 2007, 1.572.183,38 euros en el de 2008 y 1.533.092,87 euros en el de 2009. En total, 4.164.674,96 euros presuntamente defraudados por el futbolista y correspondientes a sus derechos de imagen.

¿Cambio de rumbo en el 2009?

Curiosamente, el último año incluido en la querella, 2009 fue en el que precisamente inició un pequeño giró empresarial, que se hizo efectivo en 2010. En ese año, concretamente el 23 de marzo de 2009, se constituyó la sociedad Leo Messi Management SL, dedicada al “asesoramiento e intermediación en materia de patrocinio, publicidad y explotación de derechos de imagen” y que está administrada por el padre del jugador, Jorge Horacio Messi Pérez y su hermano Rodrigo Martín. Lo curioso tal y  como adelantó extraconfidencial.com en junio de 2010, es que una sociedad que intermedia en los cuantiosos derechos de imagen de una estrella ya consolidada se constituyera con un capital de tan sólo 3.000 euros. Aun así, el arranque fue más que errático, declarando en ese ejercicio  0,12 euros de ingresos financieros y una variación negativa de patrimonio por 7.567,11 euros que llevó a que en ese año, incluido en el presunto fraude fiscal, declarara unas pérdidas de 7.566,99 euros, con el consiguiente crédito fiscal (cantidad a favor de la empresa que le permitirá compensar en los siguientes ejercicios para pagar menos impuestos) a favor de la empresa.

Facturación poco relevante

Y es que la primera facturación de la empresa comenzó al año siguiente, el 2010, cuando declaró unas ventas de 244.038,18 euros, una cantidad de por si pequeña si tenemos en cuenta las cantidades que factura el jugador y lo presuntamente defraudado según la Fiscalía de Barcelona. En ese año declaró 51.202,80 euros de gastos de personal y 141.098,24 euros de otro gastos de explotación, si añadimos como gasto las diferencias de cambio (derivadas de haber cobrado algún importe en otra divisa) por 1.790,80 euros, el resultado después de impuestos, teniendo en cuenta que compensaba pérdidas del año anterior, fue de 39.352,36 euros pagando al fisco tan sólo 10.595,13 euros. En 2011 aumentaron los ingresos, pero también los gastos. Por un lado casi duplicó las ventas, que pasaron hasta los 475.955,47 euros, los gastos de personal descendieron hasta los 33.538,10 euros pero otros gastos de explotación subieron hasta los 214.493,07 euros. El resultado después de impuestos se elevó hasta los 170.982,49 euros con un pago a Hacienda de 56.994,17 euros.

Con todo este recorrido, el balance de la sociedad ha tenido movimientos muy peculiares. En 2009, con unas pérdidas que doblaban el capital, la empresa cerró completamente descapitalizada y con patrimonio neto negativo, para ir saneándolo en los años siguientes. En 2010 su patrimonio neto volvió a los números negros, 34.885,37 con unas deudas por operaciones de 25.230,24 euros, mientras que en 2011 el patrimonio de la empresa ya alcanzó los 205.867,86 euros y 19.404,40 euros de deudas. Como contraparte, con estos fondos están en su mayor parte destinados a dinero en efectivo o equivalentes, subiendo esta cantidad de 38.996,01 euros en 2010 a los 206.265,06 euros en 2011, sin inversiones ni financieras ni inmobiliarias. Pero en total, unos números para el décimo deportista con mayores ingresos según la revista Forbes.