Menú Portada
Un nuevo escándalo salpica Ana Botella

La empresa de Ion Tiriac, Madrid Trophy Promotion, a la que el Ayuntamiento de Madrid paga por intermediar en el Open de Tenis, facturó en los últimos tres años 103 millones de euros

Diciembre 20, 2012

800×600

La empresa matriz se encuentra radicada en los Países Bajos, pero su sede en Madrid está en el Pabellón de Cristal del Recinto Ferial de la Casa de Campo, de titularidad municipal y perteneciente a Madrid Espacios y Congresos, que también controla la Caja Mágica y el Madrid Arena

La empresa del tenista rumano sólo mantiene un endeudamiento de 5.899 euros con entidades bancarias, por lo que todo lo que maneja es dinero cash: 2,3 millones en tesorería.
Mientras la empresa de Tiriac factura ingentes cantidades por la concesión, el Ayuntamiento de Madrid sólo registra unos ingresos por el Open de Tenis de 2,3 millones
 

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:10.0pt;”Times New Roman”,”serif”;}


La empresa de Ion Tiriac, Madrid Trophy Production SLU, era la sociedad intermediaria a la que el Ayuntamiento de Madrid favorecía con la organización del conocido y rutilante Open de Tenis, que se celebra anualmente entre famosos, empresarios y políticos en la Caja Mágica, y con anterioridad en el Madrid Arena, recintos controlados por la sociedad municipal Madrid Espacios y Congresos.

La empresa del tenista rumano recibía anualmente del Ayuntamiento de Madrid una importante cantidad económica, que fuentes del caso, cifran en varios millones de euros. La operativa de Ion Tiriac era la de organizar las carpas,  montar la infraestructura y poner en estado perfecto las diferentes pistas, un hecho que fuentes sindicales del ayuntamiento capitalino no comprenden bien “ya que hay técnicos municipales para ello, y de sobra. Con el ahorro que ello supondría para el Ayuntamiento”. Según las investigaciones de extraconfidencial.com, incluso, algunos de los gestores de la sociedad municipal de  Madrid Espacios y Congresos intentaron liquidar este acuerdo con Ion Tiriac, perjudicial para las arcas madrileñas, pero ante las presiones de arriba se tuvo que mantener el millonario pago al tenista rumano.

Negocio rentable, pero no para el Ayuntamiento

Se da la circunstancia que la empresa de Ion Tiriac es una filial al 100% de una empresa matriz radicada en los Países Bajos, Mantrag Holding BV, pero su sede en Madrid está en el Pabellón de Cristal del Recinto Ferial de la Casa de Campo, perteneciente también a la empresa Madrid Espacios y Congresos. Es decir, un espacio de titularidad municipal se utiliza como sede social de una empresa privada radicada en los Países Bajos.

Además las cuentas de Madrid Trophy Promotion SLU, han tenido un crecimiento más que importante en los últimos años a pesar de la crisis. De hecho, la facturación del 2011 se elevó hasta los 37,6 millones de euros, 14,3 millones por ventas y 23,2 millones por prestaciones de servicios, un crecimiento más que importante si lo comparamos con los 34,7 millones facturados en 2010 y los 30,7 millones de 2009, que junto a los ingresos financieros le ha permitido cerrar el ejercicio con 131.896 euros. Es decir, en los últimos tres ejercicios la empresa que organiza el Open de Tenis de Madrid, a la que paga el Ayuntamiento por su intermediación, y cuya sede está en la Casa de Campo –titularidad municipal-, ha facturado 103 millones de euros. Mientras que el Ayuntamiento de Madrid, según las cuentas depositas en el Registro Mercantil, sólo ingresó 2,3 millones de euros el pasado año por el Madrid Open de Tenis.

Nueva adjudicación

Y es que la empresa de Tiriac presume de un balance saneado, en el que destaca más de 2,3 millones de euros en tesorería, dinero disponible, que junto principalmente deudas a favor de sus clientes (4,6 millones), y los 628.118 euros, elevan sus activos hasta los 7,8 millones de euros. Y todo ello con tan sólo el capital mínimo de 3.006 euros establecido y unas deudas con los bancos de tan sólo 5.899 euros. Es decir, dinero en cash.

Como administrador único de esta empresa, creada en noviembre de 2001, figura el ciudadano Gerard Garabet Tsobanian. Su objeto social es la “organización y promoción de eventos deportivos, la prestación de servicios a terceros en relación con la organización y promoción de eventos deportivos

Así, en esta conexión con el Ayuntamiento de Madrid, el pasado 12 de julio la empresa vinculada a Tiriac ganó la licitación de la gestión de las pistas de tenis Caja Mágica. Esta adjudicación contenía la instalación y la explotación de un centro deportivo proyectado como un espacio para el deporte base, el deporte de alto rendimiento y la práctica deportiva personal. Según la licitación pública, la empresa Madrid Trophy Promotion deberá pagar 44.000 euros anuales a Madrid Espacios y Congresos, además de cargar con los gastos de mantenimiento que ascienden a 105.536,59 euros anuales. La duración del contrato es por cinco años, con una prórroga de otros tantos en caso de ser satisfactorio el acuerdo entre ambas partes.

Antes de ser entregada la gestión de las pistas de tenis de la Caja Mágica a la empresa de Tiriac, el Consistorio madrileño había cedido su gestión a la Federación de Tenis de Madrid, que tuvo el pasado mes de marzo sacó de allí su escuela de tenis entre duras acusaciones cruzadas de falta de transparencia e impagos.

Guerra interna

Este escándalo ya ha salpicado a la actual alcaldesa Ana Botella, cuya primera decisión, hace dos días, fue suspender temporalmente de sus funciones a María de la Cabeza Quirós, directora de la División Operativa de Madrid Espacios y Congresos (Madridec), una persona muy afín al todavía vicealcalde Miguel Ángel Villanueva y que además en privado presumía de una estrecha amistad con el promotor Miguel Ángel Flores, el presunto culpable de la tragedia del Madrid Arena, y a quién ésta presuntamente le ha hecho muchos favores, según fuentes de la investigación.

La decisión de Botella ha sido tomada oficialmente por Enrique Núñez, recién llegado como elefante en cacharrería al puesto de Delegado de Economía en el Ayuntamiento de Madrid y flamante presidente de Madrid Espacios y Congresos (Madridec). Quique Núñez ha sido quien ha tomado –por indicación de su jefa-, la decisión de retirar temporalmente de sus funciones a María de la Cabeza Quirós, directora de Operaciones de la empresa pública, además de ordenar de inmediato una auditoría interna para determinar si la adjudicación de la Caja Mágica y los pagos a la empresa del tenista y empresario rumano Ion Tiriac se hicieron acorde a los parámetros legales establecidos.

Esta medida es una carga de profundidad contra Manuel Cobo, ex vicealcalde de Madrid y por entonces mano derecha del ahora discutido ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y a su vez íntimo amigo Ion Tiriac a quién el tenista rumano le debe al parecer mucho y más en su enriquecimiento patrimonial.

Contratos controvertidos

Unos controvertidos contratos del Ayuntamiento de Madrid con Tiriac que el propio Gallardón y su equipo más cercano conocían y que sabían que bordeaban la legalidad vigente y que favorecían en varios millones de euros al tenista rumano. Ahora son muchos interrogantes a contestar: ¿Qué se escondía detrás de estas adjudicaciones a Tiriac?  ¿Había alguna contraprestación a cambio? ¿La huida de Manuel Cobo a las galeras se debe a estas presuntas irregularidades? ¿Qué tiene que decir Ruiz Gallardón de todo el dinero que se perdió en el Open de Tenis de Madrid?¿Por qué Ana Botella saca ahora esta información que se mantenía en silencio en el Ayuntamiento de Madrid y que ya muchos conocían? ¿Se debe quizá a esta guerra de guerrillas abierta entre ella y Antonio De Guindos contra los gallardonianos y que ya adelantó extraconfidencial.com?

Según la investigación de extraconfidencial.com, María de la Cabeza Quirós habría sido una persona vital para participar, presuntamente, en las elaboraciones de los pliegos de condiciones a favor de Ion Tiriac y con el fin de que se quedase con la gestión tenística del recinto deportivo de la Caja Mágica. Ahora, las investigaciones se centran en si hubo presiones o no detrás. Y de quién.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com