Menú Portada
EXCLUSIVA: TEXTO ÍNTEGRO DE LOS INFORMES DEL GRUPO X DE ASUNTOS INTERNOS (II)
Mihail Kondrushkin, consejero de Asuntos de Interior, y Svetlana Kamynina, mujer del ex Embajador Mihail L. Kamynin, protagonistas

La Embajada de la Federación Rusa en Madrid, presuntamente implicada en la trama de corrupción policial de la UDYCO en la Costa del Sol

Julio 20, 2008

Alfredo Marijuan Varona, Jefe de la Sección, trasvasó información confidencial de ciudadanos rusos
 
Una carpeta azul con documentación delató al alto cargo policial
 
“Los funcionarios encargados de la presente investigación han observado el presunto interés del funcionario Alfredo Marijuan en la adquisición de inmuebles fuera del territorio nacional, concretamente en Marruecos, hecho este que quedó constatado en diversas conversaciones registradas en la línea de telefonía observada”


Son conversaciones grabadas, con autorización judicial, a los funcionarios policiales Carlos Farre Bustamante, adscrito a la Comisaría de Marbella como responsable del Grupo de UDYCO-Costa del Sol- Marbella, así como al Inspector Jefe, Jefe de la Sección de UDYCO-Costa del Sol, Alfredo Marijuan Varona. En nuestra última edición informábamos de uno de los informes que forman parte de los 11 tomos y 2 piezas separadas –estas afectan a dos personas aforadas-, que constituyen el cuerpo central de la investigación que ha efectuado el Grupo Décimo de la Unidad de Asuntos Internos dependiente de la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil. Son las diligencias previas 5286/06 referentes a la presunta red de corrupción policial de la Unidad contra el crimen organizado de la Costa del Sol UDYCO. Comenzaron el pasado 20 de noviembre de 2006 y fueron entregadas al titular de Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, Miguel Ángel Navarro Robles, el pasado 28 de abril.
En nuestra edición de hoy revelamos que es la Embajada de la Federación Rusa en Madrid una de las instituciones presuntamente implicadas en esta trama de corrupción policial. La Unidad de Asuntos Internos solicitó al juez que instruye el caso “la grabación y escucha” de las líneas telefónicas empleadas por los mencionadas Farre y Marijuana. En esta ocasión se trata del Informe de investigación realizado por el Grupo X de Asuntos Internos y que se le entrego al juez Navarro el 21 de junio de 2007.

Conexión España-Rusia-Marruecos

En relación con la las conversaciones grabadas al funcionario Alfredo Marijuan Varona, el Grupo X de la Unidad de Asuntos Internos “ha podido constatar la relación existente entre este funcionario y determinadas personas extranjeras, tanto de nacionalidad árabe como de nacionalidad rusa, observándose una constante relación entre ambos, circunscrita al ámbito de la supuesta información de carácter confidencial que presuntamente es facilitada por este funcionario a dichas personas…”
Según se desprende del informe facilitado al juez por el Grupo X de Asuntos Internos, el mencionado Marijuan facilitó “una carpeta azul” a un ciudadano ruso que supuestamente contenía información confidencial. Tras varias comprobaciones, y siempre según consta en los autos judiciales, la mencionada Unidad pudo comprobar que “Mihail Kondrushkin, al parecer, se trata del Consejero de Asuntos de Interior en la Embajada de la Federación Rusa en España, siendo la citada Svetlana Kamynina, al parecer, la mujer del Embajador de la Federación Rusa en España durante los años 2002-2005, Mihail L. Kamynin”.

Obsesión por los bienes inmuebles

Ahí están las pruebas. Una carpeta azul, conversaciones grabadas y una “empresa” sobre la que gira todo este entramado de supuesta corrupción policial. Tan sólo un último apunte que ampliaremos mañana. Reproducción textual: “Los funcionarios encargados de la presente investigación han observado el presunto interés del funcionario Alfredo Marijuan en la adquisición de inmuebles fuera del territorio nacional, concretamente en Marruecos, hecho este que quedó constatado en diversas conversaciones registradas en la línea de telefonía observada”. Es un alivio saber que en la Policía no existe el corporativismo.