Menú Portada
El Servicio de Estudios estima que habrá crecimiento interanual en el segundo semestre

La economía española reducirá su caída a un 0,4% en 2010, según”la Caixa”

Enero 7, 2010

La economía española muestra, como el resto de las economías mundiales, una tendencia claramente de mejora de la actividad, aunque el proceso de salida de la recesión está siendo algo más lento que en el resto de los países desarrollados, según se desprende del Informe Mensual elaborado por el Servicio de Estudios de “la Caixa”

pq_920_Isidre_Faine.jpg

El informe destaca que, aunque el consumidor todavía se siente atenazado por el aumento del paro, lo que ha generado una contención del gasto y un aumento del ahorro, lo peor ya ha pasado. El indicador de confianza de los consumidores se encuentra estabilizado en niveles sensiblemente superiores a los del primer semestre de 2009, aunque aún por debajo de la media histórica. Al mismo tiempo, las empresas han registrado una ligera mejora en la utilización de su capacidad productiva en los últimos meses y el mercado laboral también registra mejoras en la caída de la afiliación a la Seguridad Social y en la evolución del paro registrado.

Todo ello ha llevado al Servicio de Estudios a modificar ligeramente al alza las previsiones de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para el cuarto trimestre de 2009, de forma que la caída anual del PIB en el año que acaba de terminar se situaría en el 3,6%. Para 2010, las perspectivas apuntan a que continuará la tendencia de mejora, de modo que en la segunda mitad del año se podría registrar un crecimiento interanual positivo. Para el conjunto del ejercicio se estima que el PIB descenderá cuatro décimas. La recuperación vendrá de la mano de la aportación del sector exterior pero también del relanzamiento del consumo.


Subida moderada de precios

Aunque la inflación en España ha registrado tasas positivas en los últimos meses del pasado año, para el conjunto del mismo se va a registrar una inflación media negativa. Esto es consecuencia de la caída de precios registrada en los meses centrales del año debida al descenso de los precios de los productos petrolíferos y las materias primas, pero también de la depresión del consumo interno.

Para el ejercicio actual, el Servicio de Estudios estima que se registrará una variación positiva de los precios debido a una mayor presión al alza de los precios del petróleo y sus derivados, de la recuperación de los del resto de las materias primas y también de una cierta elevación de la inflación subyacente, actualmente en niveles muy bajos. Además, la prevista subida del IVA en el segundo semestre del ejercicio presionará al alza en los precios de consumo, aunque no se espera que las empresas repercutan totalmente esa subida fiscal.


Evolución internacional

En el terreno de la economía internacional, el Informe Mensual señala que la economía mundial afronta 2010 mucho mejor de lo que empezó 2009. La respuesta de los principales países desarrollados  y las medidas adoptadas por los bancos centrales permitieron que, a mediados del 2009, los principales países registraran tasas intertrimestrales de crecimiento positivas. Con los últimos datos disponibles parece que el mercado laboral de Estados Unidos ha tocado fondo y que la recuperación del consumo privado es más fuerte de lo esperado.

Por el contrario, en la eurozona el consumo no acaba de reaccionar y la recuperación se sustenta gracias al sector exterior y a los planes de impulso económico de los gobiernos. El Informe del Servicio de Estudios estima que el consumo y la inversión en la eurozona se relanzarán a partir del segundo semestre de este año.

Pero la profundidad de la crisis sufrida ha dejado algunas secuelas que pueden hacer que la recuperación sea lenta y frágil. La elevada tasa de paro, situada en máximos históricos; un sector financiero que continúa delicado; la dependencia de los países desarrollados de la marcha de los países emergentes y el elevado endeudamiento de las familias y del sector público, son algunos de los elementos que, si se deterioraran más, podrían encender todas las alarmas.

Los países emergentes son cada vez más trascendentes para una salida rápida de la crisis. China finalizará 2009 con un crecimiento del 8% y la India se ha acercado al 7% en crecimiento intertrimestral en septiembre. Brasil, por su parte, sigue sorprendiendo al afrontar 2010 con una demanda interna sólida, índices de confianza en máximos, una industria en expansión y ausencia de presiones inflacionistas.

En esta línea, el Informe Mensual de enero presenta un indicador que permite medir el grado de “decoupling” entre las economías avanzadas y las emergentes –el grado de sincronización cíclica– un elemento que determinará en buena medida la marcha de la economía mundial en 2010.

El ejercicio actual se enfrenta, además, al anuncio de los bancos centrales de la retirada progresiva de las medidas de apoyo adoptadas hasta ahora y a que al menos algunos países inicien el proceso de consolidación fiscal encaminado a reducir los elevados déficits públicos generados por la crisis. De la correcta retirada ordenada de los apoyos y de la credibilidad de los ajustes fiscales dependerá que la recuperación no se resienta.

En el marco de los mercados monetarios y financieros, y con la mirada puesta en el nuevo año, el Informe Mensual dedica un recuadro al reto de tratar de identificar qué elementos podrían incidir decisivamente en los mercados de renta variable y qué perspectivas se presentan en los mismos, después de que a lo largo de 2009 el clima entre los inversores haya superado los grandes temores existentes hace doce meses.