Menú Portada
La aristócrata sufrió un cólico que le impidió asistir al Rastrillo Nuevo Futuro

La Duquesa y su cólico

Febrero 11, 2010

Tiene una vitalidad que puede con todo. De hecho, ya está prácticamente recuperada del fuerte cólico que sufrió a mediados de semana y que le impidió estar en la inauguración del Rastrillo Nuevo Futuro de Sevilla.

pq_922_duquesapelo.jpg

La entrevista que Eugenia Martínez de Irujo concedió a la periodista María Eugenia Yagüe para ‘La otra crónica’ de ‘El Mundo’ sigue despertando comentarios y suscitando mucho interés. No es de extrañar, pues durante el coloquio mantenido con la colaboradora de ‘Tal cual’, la Duquesa de Montoro se explayó a gusto sobre temas que atañen a la parcela de su vida privada. Habló de Francisco Rivera, de Gonzalo Miró, incluso de cuando era joven y pretendía ser rebelde. Lo que no explicó es que, recientemente, perdió frente al paparazzi Diego Arrabal, que hace años fue denunciado por un supuesto delito de suplantación de personalidad. Eugenia acusó a Arrabal de haberle entrecomillado unas declaraciones haciéndose pasar por uno de los altos cargos de la revista ‘Hola’. Diego negó, pero la vehemencia de Eugenia al referirse a este contencioso, hizo dudar hasta a sus propios compañeros. El tiempo le ha dado la razón, qué cosas.  Ante la resolución judicial, Eugenia Martínez de Irujo prefiere no pronunciarse, quizás porque las explicaciones no sirven de nada en estos tiempos de incertidumbre constante. Ella prefiere apuntar que su madre está en uno de sus mejores momentos y que nunca se entrometerá en las decisiones personales de la dama. Lejos de lo pensado, la Duquesita niega que ella haya interpuesto a la boda de su madre con Alfonso Díez. No dejo de sorprenderme.
 
En plena recuperación
 
Como cada año, la Fundación Nuevo Futuro ha montado un mercadillo solidario en Sevilla para recaudar fondos para los más necesitados. Hasta allí está previsto que se acerquen famosos como María José Campanario, que tiene un puesto personificado y que, a buen seguro, dará mucho de que hablar. La que no pudo asistir fue la Duquesa de Alba, a la que se esperaba para dar el pistoletazo de salida a la recaudación. Me cuentan que la noche anterior, la aristócrata sufrió un fuerte cólico que preocupó a toda su familia y servicio. Doña Cayetana sufrió constantes vómitos y mareos y necesitó medicación para paliar tamaño desbarajuste. Fruto de esa vitalidad que a todos sorprende, Cayetana se recuperó horas más tarde, después de una larga siesta y mucha vitamina. Me cuentan que fue ella misma la que decidió telefonear a Carmen Tello para comentarle su mala fortuna y, por tanto, para que la disculpara frente a la prensa y compradoras. Habrá una próxima estación. Y quien sabe si, en esa ocasión, es, de nuevo, una mujer casada. Y bien casada.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)