Menú Portada
Él azuza el fuego: "son declaraciones desafortunadas"

La Duquesa no se arrepiente de su enfado con Jacobo

Septiembre 13, 2011

Sigue la polémica. Desde que la Duquesa de Alba confesara públicamente que mantenía mala relación con su nuera Inka Martí, los comentarios no se han hecho esperar. La aristócrata no se arrepiente, pero su hijo ya ha comentado que está muy sorprendido.

pq_927_duquesamenina.jpg

Están a punto. Cayetana de Alba y Alfonso Díez contraerán matrimonio el próximo cinco de octubre en la capilla del señorial Palacio de Dueñas, residencia habitual de la celebérrima. Aunque me cuentan que los novios están algo nerviosos por el devenir de los acontecimientos, lo tienen todo previsto. No se dejará nada al azar, a pesar de la personalidad liberal de los protagonistas. No quieren revuelos mediáticos, por lo que aseguran que Alfonso y Cayetana posarán ante las cámaras. Será una fotografía para la posteridad. Se agradece su desinterés y su gratitud hacia la prensa. Estos días, sin embargo, la Duquesa ha vuelto a la primera línea de fuego por unas incendiarias declaraciones que realizó durante una entrevista en un programa de televisión en las que tildó de “mala y aprovechada” a Inka, la mujer de su hijo Jacobo Martínez de Irujo. Él no ha tardado en responder: “estamos muy sorprendidos por las desafortunadas declaraciones de mi madre”, ha dicho.
 
La duquesa no está arrepentida de haber arremetido públicamente contra la periodista Inka Martí. Es cierto que durante un tiempo mantuvieron buenas relaciones, pero su distanciamiento viene de lejos. Nada tiene que ver el casoplón ibicenco que la aristócrata ha legado a Eugenita. Su enfado es mucho más carnal, más trascendental. A la excelentísima dama no le agradó que su hijo y su nuera no sólo no aprobaran su relación con Alfonso Díez, sino que intentaran bombardearla sin ton ni son. Advierten que Inca hizo partícipe a la Duquesa de bulos de correveidiles que, durante mucho tiempo, han intentado desacreditar al funcionario. Él, ajeno a todas las polvorientas polémicas, prefiere no echar más leña al fuego. Es, sin embargo, conocedor de todos los infundios que, sobre él, se han encargado de difundir por todos los estamentos de la sociedad. Soberana idiotez, sobre todo porque Díez ha demostrado, con creces, querer y respetar a una mujer magnánima que siempre se puso el mundo por montera. Y lo que te rondaré morena. Me cuentan que la Duquesa ya tiene preparado el viaje a Tailandia que realizará unos días después de que contraigan matrimonio en Dueñas. Sí que se reconocerá en el Registro Civil, a pesar de que haya quien se empeñe en asegurar que todo será un paripé folclórico. Solemne memez.
 
Mención aparte merece el fantástico reportaje que Cayetana ha concedido a la revista Yo Dona que dirige con esplendido éxito Charo Izquierdo, en la que se muestra más fascinante que nunca. En la entrevista se recoge la imagen más institucional de la Duquesa, dejando a un lado su imagen pública y su vida personal para opinar abiertamente sobre temas tan conflictivos como el aborto o el divorcio, haciendo balance, además, sobre la situación de España y reivindicar la labor del Rey. La revista Yo Dona descubre a una mujer que habla cinco idiomas y que ve el cine en versión original y demuestra su lucidez sobre acontecimientos históricos como la II Guerra Mundial que ella vivió en primera persona durante su estancia en Londres: “Siempre hago lo que considero que es mejor”, dice con absoluta franqueza. El reportaje, que se podrá leer el próximo sábado día diecisiete de septiembre, está ilustrado con unas impagables fotografías realizadas por el fotógrafo neoyorquino Ruven Afanador que la retrata, entre otras, como una auténtica Menina.
 
Por Saúl Ortiz