Menú Portada
Todas ellas gestionadas por el Banco Santander

La doble cara de la Iglesia: archidiócesis y órdenes religiosas gestionan al menos cuatro SICAVS con un capital total que supera los 32,4 millones de euros

Junio 19, 2013

La semana pasada la Conferencia Episcopal presidida por Antonio María Rouco Varela presentó su Memoria Anual de Actividades correspondiente al año 2011 y anunciaba el encargo de una auditoría externa para una mayor transparencia, en ella se destacaban datos como de que cada euro que recibe del Estado ahorra 2,39 a las arcas públicas, las diócesis y parroquias de España destinan 49 millones de horas de atención a los demás, se atendieron 4,3 millones de españoles en 2011 y en los 2.635 centros de adscripción católica donde estudian algo más de 1.400.000 escolares según los datos de la Conferencia Episcopal, se ahorró dinero al Estado ya que su coste es inferior al de la escuela pública. Datos muy halagüeños que coinciden con la recta final de la campaña del IRPF en la que se va a recaudar menos en líneas generales y por tanto, las aportaciones a la Iglesia también van a ser inferiores a ejercicios precedentes.

Pero sin discutir la labor social de la Iglesia, lo cierto es que archidiócesis, órdenes religiosas y personas vinculadas con estas se han visto involucradas en distintos escándalos financieros, desde Gescartera a Fórum-Afinsa, y es que el gusto por las inversiones es un punto común, y entre estas destacan las SICAV, el vehículo de inversión de millonarios y grandes corporaciones.

Todos al Santander

El primer punto curioso es que el Banco Santander gestiona las cuatro grandes SICAV relacionadas con la archidiócesis y órdenes religiosas. Con ello, el Banco de Emilio Botín se ha hecho con la gestión de más de 32,4 millones de capital, con los beneficios que conlleva su gestión, depósito de valores y operaciones financieras. Entre todas las SICAV la más relevante es Finanzas Querqus, SICAV, SA, que es propiedad de los Hospitalarios de San Juan de Dios Provincia de Castilla Curia Provincial. Creada el 17 de julio del año 2000, su capital actual es de 17.263.239 euros.  Esta no es la única sociedad de esta orden religiosa, fuera del ámbito de la inversión destaca Gestion Hospitalaria 2000 SL, domiciliada en la calle Herreros de Tejada nº 3, de Madrid, lateral del Hospital de San Rafael que regentan. Dedicada a la “gestión de compras y suministros de materiales, equipos y demás productos de carácter hospitalario y de servicios sociales y asistenciales”, y con 7 trabajadores en 2013, posee activos por 9,17 millones y facturó en 2011 la nada desdeñable cifra de 25,57 millones de euros, aunque tan sólo consiguió 3.280 euros de beneficios.

De Gescartera a la SICAV

Pero sin duda, una de las SICAV más llamativas es Naujirdam Inversiones, anteriormente Vayomer SICAV, también gestionada por el Banco Santander con su domicilio fiscal en la Ciudad Financiera del Grupo en Boadilla. Constituida en mayo de 1999 y con un capital social de 7.194.694 euros, está controlada por la archidiócesis de Astorga  en un 97,26%, y en 2011 cerró con un resultado positivo de 7.945,17 euros. Lo curioso es que las inversiones de esta archidiócesis saltaron a primera plana de las noticias en 2011, al haber confiado a Gescartera parte del dinero del obispado. Siete años más tarde, en marzo de 2008, se pudo recuperar la cifra de 339.352,25 euros de la iglesia que había invertido allí. La sede astorgana se había presentado como acusación particular en el juicio de 2007 contra catorce de los responsables de la agencia, que ofrecía, por otra parte, enormes rentabilidades por las inversiones.

Pero siguiendo con las órdenes religiosas, la tercera más importante en inversión es Ulls Nous, SICAV, SA, propiedad 99,32% de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul Curia General, esta sociedad con un capital de 4,87 años tiene activos que superan los 5,17 millones, y eso que el 2011 no fue su mejor año, ya que cerró con unas pérdidas de 278.599,82 euros. Por último, Francat Inversiones, SICAV, SA es propiedad de la  Federación Inmaculada Concepción Monasterios Orden Santa Clara Franciscanas Clarisas Provincia Franciscana Cataluña Barcelona con un capital de 2.804.788 euros, tampoco tuvo un buen año, ya que cerró el 2011 con unas pérdidas de 62.376,69 euros. En definitiva millones en unas sociedades que hasta su venta tan sólo tributan un 1% en el impuesto de sociedades, y que no parecen los productos más adecuados para organizaciones cuyo fin es la ayuda al prójimo.