Menú Portada
En la última "campaña especial", la Guardia Civil ha formulado en poco más de diez días 60.303 denuncias en carreteras secundarias

La Dirección General de Tráfico de María Segui recauda 500 millones de euros gracias a su rígida política de multas por radar pero destina solo 1,5 millones a la investigación

Diciembre 28, 2014

Andalucía es la Comunidad Autónoma que ha interpuesto más multas: 99,99 millones de euros
La disposición del Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz subvenciona 38 “actividades y proyectos de investigación en el área de tráfico, movilidad y seguridad vial”
La DGT otorga dos partidas que suman 75.000 euros a Universidades diferentes para el mismo proyecto
El año 2014 cerrará previsiblemente con un repunte en el número de muertos en carretera. El 17 de diciembre ya había 5 fallecidos más que en el mismo periodo del año anterior


Después de volver a rebajar en el año 2013 la cifra de fallecidos en accidentes de tráfico, este año 2014 que toca a su fin no nos va a traer tan buenas noticias con un previsible repunte en el número de muertos en carretera. En este sentido, un total de 1.094 personas han fenecido entre el 1 de enero y el 17 de diciembre de este año, cinco más que en el mismo periodo de 2013, que batió el mínimo histórico de fallecidos en carretera (con 1.134). Además, el pasado 18 de noviembre se superó la barrera de las 1.000 personas muertas, tres días antes que en 2013 (20 de noviembre), rompiendo así la tendencia a la baja de los últimos años.

De poco parecen servir las últimas acciones de la Dirección General de Tráfico (DGT),para parar la tendencia en los últimos días de 2014 en una campaña navideña que bate records, pero de denuncias. En poco más de 10 días, la Guardia Civil ha expedido 60.303 multas en carreteras secundarias dentro de una campaña especial puesta en marcha por la el organismo dirigido por María Segui. Pero los resultados, más allá de la recaudación, no parecen palparse: sólo en el primer fin de semana de la Operación Salida de Navidadfallecieron 12 personas.

Récord de recaudación en multas por exceso de velocidad

Una recaudación que se multiplica cuando observamos las multas interpuestas por exceso de velocidad. Más de 500 millones, en concreto 508.618.018 euros, es la mareante cifra que ha cobrado la DGT mediante las multas impuestas por los radares de velocidad entre noviembre de 2011 y el 21 de octubre de 2014. Unos dígitos escalofriantes que vuelven a poner en duda la verdadera función del departamento de María Seguí y que, desde su llegada, ha visto crecer exponencialmente las adjudicaciones dedicadas a radares y cinemómetros con supuesto afán recaudatorio. Y para muestra un botón: desde el pasado 1 de noviembre, la DGT ha dispuesto en el aire cinco helicópteros Pegasus para multar cinco veces más que los cinemómetros convencionales. Los nuevos dispositivos, puestos en funcionamiento desde el pasado 1 de noviembre, “constan de dos cámaras, una panorámica que facilita el seguimiento y captación de la velocidad y otra de detalle que tiene un objetivo que permite leer la matrícula del vehículo”.

Volviendo al “botín” que la DGT ha recaudado gracias a los radares, Andalucía es la Comunidad Autónoma que ha interpuesto más multas (99,99 millones de euros), seguida de Castilla y León (73,26), Galicia (60,93), Castilla-La Mancha (54,77), Comunidad Valenciana (47,27) y Madrid (39,51 millones).

Precisamente dos de las Comunidades más acaparadoras en cuanto al cobro de multas se refiere, Madrid y Galicia, acaban de recibir a través de sus Universidades dos subvenciones de la DGT, curiosamente, para llevar a cabo el mismo proyecto. De este modo, la Universidad Politécnica de Madrid ha recibido 37.015 euros para llevar a cabo el proyecto de investigación basado en el “aviso en tiempo real de velocidad segura según tipo de vehículo y condiciones de la carretera con teléfonos móviles: desarrollo y análisis de impacto”. Un programa para el que la DGT también ha destinado 37.950 euros a la Universidad de Vigo, siendo ésta beneficiada en 935 euros más que la anterior para realizar el mismo cometido. 

Criterio ambiguo

El criterio de este organismo autónomo dependiente del Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz se hace todavía más ambiguo al observar las diferentes subvenciones otorgadas con cargo a la “resolución de 19 de diciembre de 2014, de la Dirección General de Tráfico, por la que se resuelve la convocatoria de subvenciones destinadas al desarrollo de actividades y proyectos de investigación en el área de tráfico, movilidad y seguridad vial, correspondientes al ejercicio 2014”.

En total, 38 subvenciones que cuentan con un importe total de 1.410.315 euros con cargo al presupuesto de gastos de la Jefatura Central de Tráfico. Su distribución se encuentra lejos de la equidad. Así pues, 15 de las 38 Universidades reciben cuantías superiores a los 47.000 euros y son muchas las que reciben cantidades cercanas a los 50.000 (entendiendo esta cifra como el máximo por ayuda). Por ende, la Universidad Carlos III de Madrid recibe 49.999 euros para la investigación de “técnicas robustas de visión artificial y su aplicación a los sistemas inteligentes de transporte para la mejora de la seguridad vial, la movilidad y la gestión del tráfico”, mientras que la Universidad de Valencia recibe la misma cantidad para la “evaluación de la educación vial en jóvenes adultos y personas mayores”.

Por el otro extremo, algunas Universidades reciben cantidades pírricas en comparación con las anteriores. De este modo, la Universidad de Murcia se hace con tan solo 6.600 euros para el “desarrollo de una prueba de percepción de peligros adaptada a la Teoría de detección de Señales” o la Universidad Rey Juan Carlos se dedicará al estudio de “isócronas dinámicas de calidad de servicio para la planificación y la reacción de actuaciones de atención al accidentado: indicadores de precocidad y riesgo” a cambio de 17.270 euros.

Además en la disposición del Ministerio del Interior se informa de la denegación de 98 “proyectos que no han alcanzado la prioridad para ser financiados”, 13 “acciones complementarias que no han alcanzado la prioridad para ser financiadas” y 3 “proyectos excluidos”.