Menú Portada
Mientras que el Subdirector vaticina que se acabara pagando por el uso de las carreteras

La Dirección General de Tráfico arrastra una deuda de mil millones de euros

Noviembre 30, 2011

El organismo que dirige Pere Navarro gastó en 2010 más de la mitad de su presupuesto en personal y servicios

El número de funcionarios y personal laboral alcanzó las 4.857 personas

Sólo en publicidad se superaron los 14 millones de euros en gastos


Esta vez no ha sido Pere Navarro, ha sido el subdirector de la DGTm pero el resultado ha sido el mismo, unir a todos los automovilistas contra unas declaraciones. En este caso, la oposición es a un posible cobro por el uso de las carreteras, tal y como vaticinó el martesr que acabaría ocurriendo el subdirector general de Tráfico y Movilidad de la DGT, Federico Fernández, y han recordado que, en la actualidad, el propietario de un vehículo a motor ya tiene que pagar hasta veinte impuestos diferentes. “Es un gravamen más que suficiente“, han sentenciado.

El presidente de Automovilistas Europeos Asociados, Mario Arnaldo, y el director de Seguridad Vial del Real Automóvil Club de España (RACE), Tomás Santa Cecilia, han coincido a la hora de calificar como “inviable” e “injusta” la posible medida, y es que como ejemplo que ha puesto Santa Cecilia, ha señalado que el pago por uso de la vía se encuentra con otro problema: “los 165.000 kilómetros de carreteras que hay en España tienen hasta 85 titulares, entre ayuntamientos, comunidades autónomas…“.

Y es que mientras se hacen estas propuestas, el que las lanza arrastra una deuda más que millonaria, y es que la DGT arrastra una deuda de más mil millones de euros, segúnse desprende de las cuentas anuales del ejercicio 2010 de este organismo autónomo. En el plazo de un año, la entidad que dirige Pere Navarro apenas ha reducido su déficit, y más de la mitad de su presupuesto se fue en gastos de personal (481.000.000 euros) y de bienes y servicios (205.000.000).

El número de empleados en la DGT durante el ejercicio 2010 se situó en 4.857 funcionarios y personal laboral. A esta cifra hay que añadir la plantilla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que cobra sus retribuciones por cuenta de la DGT y que a 31 de diciembre de 2010 ascendía a 10.131.

Así las cosas, el máximo organismo de las carreteras españolas sigue sin ajustar sus cuentas, al tiempo que crece la indignación entre los automovilistas por el carácter recaudatorio de las multas de tráfico, dejando al margen en muchos casos la condición preventiva y auxiliadora que debe tener la Guardia Civil en carretera, ya que, supuestamente, desde la DGT sólo se les pide que actúen para conseguir un incremento de las multas que ponen, y, en consecuencia, llenar sus arcas.

Según el informe, la DGT invirtió durante el pasado ejercicio 430.000.000 euros en mejorar el cumplimiento de la normativa de seguridad vial y la atención a los usuarios mediante el control de la vigilancia; 253.500.000 en gestionar de manera adecuada el permiso de conducción y reeducar a los conductores, así como mejorar el procedimiento sancionador; 86.000.000 en optimizar la fluidez del tráfico mediante el incremento de la información en tiempo real al usuario, antes y durante el viaje; y 52.000.000 en fomentar la educación en seguridad vial en la enseñanza obligatoria, informar sobre los efectos positivos de las conductas preventivas e implicar a todos los sectores sociales en el debate, y reforzar el control de calidad de escuelas particulares de conducción y centros de reconocimiento médico.

Campaña publicitaria

Por otro lado, la DGT gastó más de 14.000.000 euros en la campaña publicitaria de 2010, presupuestada en el concepto de gastos de carácter inmaterial. En el capítulo de inversiones, el organismo desembolsó 44.500.000 euros en infraestructuras y bienes destinados al uso general; 66.500.000 en aplicaciones informáticas; 338.000.000 en terrenos y construcciones; 186.000.000 en instalaciones técnicas y maquinaria, y 112.000.000 en mobiliario.

En las cuentas se reflejaque la DGT invirtió 649.000 euros en su capítulo de subvenciones, otorgándole 450.000 a la Asociación de Víctimas de Accidentes de Tráfico, y 199.000 a la Cruz Roja para que desarrolle talleres de seguridad vial. En el remanente de tesorería, la organización de Pere Navarro cuenta con 140.000.000 euros, mientras que en 2009 la cifra estaba en 160.000.000.