Menú Portada
Su presidente, Javier Moliner, se encuentra en el disparadero desde el mes pasado por una supuesta campaña de desprestigio a cargo de la vicepresidenta

La Diputación de Castellón “regala” 100.000 euros a la Cadena Ser y al periódico Mediterráneo a través de un contrato de publicidad

Julio 23, 2015

Regida por el Partido Popular, otorga el contrato a un medio de centro derecha y a una radio supuestamente de izquierdas. Dividido en dos lotes para un periódico y radio generalistas, fueron las dos únicas ofertas recibidas

pq_933_javier-moliner.jpg

A Javier Moliner Gargallo le crecen los enanos. El presidente de la Diputación de Castellón desde 2011 y presidente también del Partido Popular en la provincia de Castellón se ha visto envuelto en varios sucesos embarazosos que finalmente ha solventado con el uso despótico del bastón de mando que sostiene. En el pasado mes de junio, la vicepresidenta en funciones de la Diputación de Castellón, Esther Pallardó, emprendía -presuntamente-, una campaña de desprestigio en contra de su presidente. La reacción del partido no se hizo esperar y abrió un expediente para estudiar si Pallardó era suspendida de militancia de manera cautelar o expulsada directamente de la formación. La vicepresidenta no esperó a ser condenada por su rebeldía y tan pronto conocía los planes del PP de Castellón, tomaba las de Villadiego y presentaba su baja como militante. 

Y es que en el PP de Castellón no ha lugar a la multiplicidad de visiones. Se premia la singularidad y el monopolio, al tiempo que se restringe la pluralidad. Y parece que los cristales a través de los que se ve el color de la información que más gustan son los de la Cadena Ser y el periódico Mediterráneo. Un clásico juego de dar jabón a diestras y a siniestras, para asegurarse la confortable posición del medio. Alimentar a los de un lado y del otro para que las críticas sean menos duras y los halagos, más floridos.

Por ello, la “contratación de espacios publicitarios en medios de comunicación para publicitar el programa Castellón Sénior“, a cargo del Patronato Provincial Turismo de Castellón, ha sonreído a tan solo dos plataformas. Los 100.000 euros totales del contrato beneficiarán al periódico de corte centro-derecha y a la radio más antigua de España, con una clara línea editorial de izquierdas.

Un contrato hecho a medida

Dividido en dos lotes, el concurso solo ha recibido dos ofertas por paquete, por lo que el proceso de licitación parece hecho a medida para favorecer tanto al periódico Mediterráneo como a la Cadena Ser.  

El primero -el Mediterráneo de Castellón a través de la sociedad Promociones y Ediciones Culturales-, se ha llevado de calle el lote para contratar al “periódico generalista con edición propia para la provincia de Castellón”. Lo curioso es que la Diputación de Castellón anuncie que la propuesta es seleccionada por ser la “oferta económicamente más ventajosa” cuando es la única recibida y no ha rebajado ni un euro el presupuesto base de licitación.

Exactamente lo mismo ocurre con la Cadena SerRadio Castellón S.A. que se ha adjudicado el lote para la “radio generalista con licencia de emisión para toda la provincia de Castellón” al ser la única oferta recibida y sin rebajar el presupuesto base de licitación. 

Parece que a través de esta adjudicación la Diputación de Castellón y su presidente, Javier Moliner, se aseguran una campaña mediática favorable tanto a la derecha como a la izquierda del espectro ideológico de los medios de comunicación. Una manera irregular pero efectiva de granjearse el apoyo de la prensa. Algo que no ha surtido efecto con sus compañeros de equipo, donde cada vez más aparecen nuevos enemigos como la ex vicepresidenta, Esther Pallardó.