Menú Portada
Otro montón de basura para el Real Madrid de Ramón Calderón

La demanda de impugnación de la asamblea del Madrid la firmarán más de 200 compromisarios

Enero 13, 2009

Los lectores Extraconfidencial.com no se han sorprendido por la información de ayer de Marca sobre la pasada asamblea del Real Madrid, sencillamente porque en nuestra edición del 31 de diciembre pasado ya lo pudieron leer y sabían que la oposición estaba recopilando pruebas que presentar al juzgado. Hoy les ampliamos algunos datos más de aquel día y de lo sucedido después.


Desde que Ramón Calderón judicializó al Real Madrid en el verano de 2006 con el tema del voto por correo, la entidad que todavía preside el abogado palentino no ha salido de los juzgados. Sigue pendiente de cumplirse la sentencia del mencionado voto por correo por la que se obliga a la entidad a cambiar sus estatutos y todavía, dos años después, no ha hecho. Sigue abierta la investigación policial por la manipulación del voto; hay demandas por falsos testimonios y perjurios aún sin resolver… y algunas cosas que se han producido después de la vergonzante asamblea del 7 de diciembre pasado.
La primera en el tiempo es para el próximo 26 de este mes de enero. Se trata del acto de conciliación consecuente de la querella interpuesta por el director general de Peñas del Real Madrid, Francisco José Bernabéu, contra el socio compromisario Mario Cifuentes. Cifuentes fue unas de las voces discordantes de la célebre asamblea contra la gestión de Calderón y que los presentes le recordarán porque fue continuamente interrumpido por los Ultras Sur al grito de “antimadridista, hijo de puta” sin que la mesa hiciera nada por callar las gritos, y que el propio Cifuentes respondió a la presidencia, “señor Calderón, no he venido desde Cataluña a esta asamblea para aguantar que se me llame hijo de puta”. Pues bien, Cifuentes tildó al responsable de peñas del club de ser el “comisario político de Calderón en Cataluña”. Y Bernabéu se ha querellado.
Viene a cuento recordar que en esa investigación policial sobre el voto falso en las elecciones, la peña que preside Bernabéu, denominada Quinta del Buitre de Callosa de Segura (Alicante), es la principal investigada por el número de votos supuestamente falsos que obran en poder policial. Se supone que los amaños, según denuncia de Calderón contra el Real Madrid, fueron para beneficiar a José Miguel Villar Mir. Lo inexplicable es que pasada la tormenta la junta de Ramón Calderón despidió al responsable de peñas del club, Manuel Parreño, y nombró en su lugar al señor Bernabéu, que se tuvo que trasladar a vivir a Madrid. O sea, que hay sospechas de hacer trampas a favor de Villar Mir y recibe un “premio” de Calderón. Algo aquí no cuadra.

La demanda de impugnación

La siguiente nueva cita judicial para Calderón como presidente no tiene fecha fijada, pero la tendrá pronto. La impugnación contra la asamblea del 7D que ayer se volvió a poner de moda será firmada por un número no inferior a los 200 compromisarios, todos ellos presentes en el Palacio Municipal de Congresos. Sólo era necesaria una firma, pero en cuanto se ha dado la voz los compromisarios descontentos han aparecido en tropel.
Y el texto de la demanda es acorde con nuestra publicación del 31 de diciembre. Referente a ese día y aunque sea sólo una anécdota personal, un compromisario presente subió hasta la zona habilitada para la Prensa a intercambiar unas palabras. Me pidió que le acompañara fuera y me propuso: “¿Quieres bajar a la asamblea?”, a lo que le respondí que era imposible, que sólo los compromisarios podían estar allí. Pero insistió: “Nos montamos en el ascensor, bajamos a la planta -4 donde están los lavabos y desde allí accedemos a la asamblea. No hay seguridad ninguna en esa entrada ni en los ascensores. Esto es una vergüenza, aquí hay gente que no son compromisarios y algunos que no son ni socios, que ya estaban sentados cuando han abierto el salón”. Y así pasó lo que pasó.
Por cierto que aunque se haya dicho que el recurrir a los Ultras Sur para reventar la asamblea fue un acto desesperado de Calderón, no ha sido un hecho aislado. Los que tengan buena memoria recordarán –y si no ahí están las hemerotecas- que en su primera asamblea como presidente, el 3 de diciembre de 2006, Ramón Calderón ya puso como ejemplo para los restantes socios a los Ultras Sur. Sí, en el mismo discurso en el que dijo que no haber fichado a Kakáera una asunto menor en la elección de un presidente. Un 70 por ciento de los socios no me votó y eso quiere decir que no querían a Kaká”. Sí, en el mismo discurso en el que dijo que había metido a su hermano Javier como abogado del club porque era un gran profesional y que con su decisión había ahorrado al club 400.000 euros. Y al final de la asamblea, cuando varios compromisarios le reprocharon esta decisión, apuntó que su hermano dejaría de trabajar en el club. Dos años después sigue con los Ultras Sur de guardia pretoriana, no ha fichado a Kaká y Javier Calderón sigue ejerciendo de abogado y metiendo la pata en temas como el de Huntelaar y Lass Diarrá. Y no pasa nada.

400 millones de presupuesto y no hay para Cabalgata de Reyes

Nada, absolutamente nada pasa porque por iniciativa propia Calderón y su equipo no van a abandonar el barco. Sólo la moción de censura evitaría que acabase el mandato. Y para ejemplo el lamentable espectáculo de ayer, con el Director General de Socios, Peñas, Aforo y Área VIP, Luis Bárcena, atribuyéndose para sí mismo los posibles errores que hubiese habido en la asamblea y anunciando una investigación “rotunda” para en caso de descubrir a los culpables echarles del club. Pero alma de cántaro, si eran infiltrados desconocidos, a ¿quién va a expulsar de un sitio al que no pertenecen? Pura pantomima.
Lo que no es pantomima es que un club que presume su presidente de ser el más rico y más poderoso del mundo renuncie a sacar la tradicional carroza en la Cabalgata de Reyes de Madrid aduciendo que se trata de un gasto innecesario que este año no estaba dispuesto a asumir el club. Pregunten si no se lo creen en el Ayuntamiento.
Y tampoco parece de mucho sentido el querer que las empresas que subvencionaban a la Fundación Real Madrid en lugar de dar el aporte económico a la Fundación se lo tuvieran que dar al club, con lo que dejaba de ser una ayuda desgravable y por ese motivo la Fundación se ha quedado sin ingresos y el propio Real Madrid es el que tiene que aportar su ayuda económica.
Por cierto, que pasado mañana viernes la Fundación Real Madrid inaugura una escuela de fútbol. ¿Saben dónde? En Marbella. Lugar tremendamente necesitado de actuaciones de fundaciones como todo el mundo sabe.