Menú Portada
El juicio a la cantante comienza el 28 de junio y sólo en julio se celebrarán dos sesiones más

La defensa de Isabel Pantoja se basará en la nulidad de los informes policiales

Junio 26, 2012

Como ya adelantó Extraconfidencial.com, los abogados de la tonadillera no han pactado absolutamente nada con la Fiscalía, a pesar de lo publicado, y apuestan por su total absolución

La Pantoja, que afronta el juicio con relativa seguridad, sólo tiene miedo a un posible delito fiscal, que se resolvería pagando

Según su defensa, la cantante tenía una "enorme" capacidad económica en el periodo investigado, con ingresos de 19 millones de euros entre 1999 y 2009


La defensa de Isabel Pantoja basará principalmente su línea de defensa en la nulidad de los informes policiales que están adscritos a la causa -y vitales para su solicitud de condena de prisión-, que parecen no gozar de toda la legitimidad necesaria. En esta pieza separada de blanqueo de capitales no existe ningún tipo de intervenciones telefónicas, muy al contrario de lo que ocurre en la Operación Malaya, y todo lo referente a las presuntas irregularidades cometidas por la cantante se basan en los informes policiales realizados por la Udyco-Costa del Sol, sección de Delincuencia Económica y Blanqueo de Capitales..

Los abogados de la tonadillera se centrarán, al igual que hicieron en su escrito de defensa, en un exhaustivo informe económico de 42 páginas, donde se manifiesta y explica con detenimiento que la cantante tenía una “enorme” capacidad económica en el periodo investigado, con ingresos de 19 millones de euros entre 1999 y 2009, tanto por ella misma como por sus sociedades, aunque muchas de ellas, según los informes policiales incluidos en la causa, se encontraba en números rojos.

Casi dos millones de euros por ejercicio económico

En total, la cantante afirma que manejaba casi dos millones de euros por ejercicio. Curiosamente, en esta pieza separada de blanqueo de capitales no existe ningún tipo de intervenciones telefónicas, muy al contrario de lo que ocurre en la causa madre de la Operación Malaya, por lo que prácticamente todo se basa en lo manifestado e investigado por la policía.

Isabel Pantoja intentará demostrar a lo largo de este juicio que manejó la cantidad de 1.209.043 euros en metálico de su propiedad, y no provenientes del dinero presuntamente ilícito de Julián Muñoz. Este importante dato contable puede evitar su ingreso en prisión por blanqueo de capitales y se contradice totalmente con el de la brigada policial de delincuencia económica que asegura que la tonadillera blanqueo presuntamente 1.127.101 euros provenientes ilícitamente de su entonces pareja sentimental, el ex alcalde Marbella.

Los abogados apuestan por su total absolución

A día de hoy, la tonadillera sólo tiene miedo a un posible delito fiscal, que se resolvería pagando. La Pantoja se encuentra muy segura de su triunfo judicial, y su defensa no ha pactado en ningún término con la Fiscalía a pesar de los insistentes rumores publicados, ya que sus abogados apuestan por la total absolución de la cantante, como ya adelantó Extraconfidencial.com.

En el escrito de defensa, aportado en su día al Juzgado, se incluyen facturas por un importe muy superior al que presuntamente ha podido defraudar la tonadillera. Un dinero que, según el informe policial, fue ingresado en efectivo durante los años 2003 al 2006 en sus cuentas personales y en la de tres de sus sociedades: Pantomar S.L., Franbel Artis S.L. y Panriver 56 S.L.

Todo documentado

Para contrarrestar estos informes policiales, la cantante ha aportado todo tipo de facturas que fue recopilando junto a sus asesores fiscales pocos meses después de su detención en mayo de 2007, con el fin de acreditar que todos los pagos se efectuaban con dinero legal y de forma transparente. Así se han aportado facturas de sus contratos con varias televisiones públicas, productoras, sociedades de autores, e incluso con la revista Hola.

Como también los pagos de las discográficas con las que trabaja Isabel Pantoja (Universal Music España S.L. y Sony Music Enternaiment España S.L), como las facturas de los conciertos de la tonadillera en casinos y en el extranjero (en concreto  Portugal y Rusia, donde en octubre de 2006 ofreció un concierto), o sus contratos con la editorial Plaza&Janés, responsable de la edición del libro de cocina publicado en su día por la artista.

Con estas facturas de ingresos se trata de justificar la compra en febrero de 2003 -con dinero en efectivo- del apartamento nº 105 del complejo marbellí de Guadalpín, por el que pagó 330.556,66 euros más IVA (23.138,97 euros). El apartamento fue comprado por su sociedad Franbel Artis S.L., que según la policía en los ejercicios 2003 y 2004 tuvo perdidas considerables y en caja sólo tenía un saldo positivo de 14,98 euros. Una cantidad mínima para comprar un lujoso apartamento.

 
60.000 euros trimestrales por la hipoteca de “Mi Gitana”

A su vez se trata de justificar el pago del chalé de “Mi Gitana”, sito en la urbanización Nueva Andalucía, “La Pera”, de Marbella. Se trata de una propiedad de de lujo de 650 metros cuadrados construidos que la cantante adquirió en abril de 2004 a través de otra de sus sociedades factureras (Panriver 56 S.L.), por la cantidad de 3.365.667,79 euros. Para ello se ha aportado el préstamo con garantía hipotecaria firmado con la entidad crediticia Banif, por el que Isabel Pantoja pagaba unos 60.000 euros trimestrales de hipoteca. Según la Fiscalía Anticorrupción, “la financiación en su integridad del precio de la vivienda por parte de la entidad Panriver fue la fórmula ideada por Julian Muñoz e Isabel Pantoja para permitir el pago de las cuotas del préstamo hipotecario y, por tanto, del precio de la casa, que fueron abonados con fondos de procedencia ilícita de Julián Muñoz”.

Aunque la práctica totalidad de los letrados personados en esta pieza separada del Caso Malaya sobre blanqueo de capitales, que afecta a Isabel Pantoja, Julián Muñoz, Maite Zaldívar y otros siete imputados más, solicitaron a la Audiencia Provincial de Málaga que este juicio se retrasase hasta que acabase definitivamente el caso matriz de la Operación Malaya, esto no ha sido posible. Y el juicio más mediático de los últimos tiempos se iniciará este próximo jueves día 28 de junio.

Problemas de salud para la tonadillera

La petición no contó con el apoyo de Isabel Pantoja, cuyos abogados les daba igual que el juicio comenzase o no en la fecha señalada, ya que la cantante no tiene nada que ver con la pieza madre de la Operación Malaya por lo que les ha dado tiempo de sobra para preparar su defensa, al margen de que la tonadillera está por la labor de comenzar cuando antes el juicio y quitarse de encima la presión mediática que sufre y que, incluso, le ha proporcionado algún que otro problema médico.

A partir del 28 de junio el juicio a Isabel Pantoja se celebrará a través de 49 sesiones, fijadas hasta abril de 2013. En junio serán los días 28 y 29; en julio, los días 5 y 6; y en septiembre, 27 y 28. En octubre se ha previsto siete días de juicio, en noviembre otras tantas sesiones y la previsión es que en diciembre haya cuatro sesiones. Y para el año 2013, las previsiones son que en enero se celebren en total siete sesiones, el mismo número en febrero, cinco sesiones en marzo y seis en abril, con la intención inicial de finalizar la vista oral el día 19 de dicho mes, según el documento oficial de la Audiencia Provincial de Málaga.

Una fuente inagotable de ingresos

La Fiscalía Anticorrupción pide tres años y medio de cárcel a Isabel Pantoja por un delito de blanqueo, además del pago de una multa de 3,68 millones de euros por el supuesto lavado de 1,8 millones. Para Julián Muñoz, se piden siete años y medio de cárcel y el pago de una multa de 7,5 millones de euros; y para Maite Zaldívar una pena idéntica a la que se reclama para la cantante, pero la multa es de 2,6 millones.

Desde su detención por el Caso Malaya, la tonadillera no ha parado de dar conciertos. Se calcula que desde 2007 a día de hoy, Isabel ha realizado una media de 25 conciertos por año, al margen del millonario contrato firmado con la cadena Tele 5. Por cada concierto, Isabel Pantoja cobra en torno a los 60.000 euros y puede llegar a ingresar brutos para ella alrededor de 40.000 euros, ya que hay descontar la contratación del personal y el alquiler del equipo de sonido y luces, además del porcentaje que se lleva su representante, María Navarro, y los sueldos de todas las personas que le acompañan.

Juan Luis Galiacho
juanluisgaliacho@extraconfidencial.com