Menú Portada
El Gobierno afirma que el sector sigue fuerte

La crisis también llega al Turismo interno

Julio 22, 2008

El Gobierno destaca la solidez del turismo en España, que sigue manteniendo su fortaleza resistiendo la situación de deterioro económico, mientras que los empresarios han anunciado que ven las primeras luces de alerta en el horizonte por el desarrollo de la temporada veraniega

pq_571_Miguel_Sebastian_candidato_socialista_alcaldia_Madrid.jpg

El vicepresidente ejecutivo de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), José Luis Zorreda, alertó hoy de la caída de la demanda interna en el sector del turismo, y dijo que los resultados del segundo trimestre muestran “los primeros síntomas de la crisis que afecta a la economía española”. Al presentar el informe sobre las perspectivas turísticas en el segundo trimestre de este año, destacó que el conjunto de las empresas turísticas de los diversos subsectores y destinos han tenido peores resultados que los esperados. Por ello, considera que la actual temporada de verano no cumplirá las expectativas, debido sobre todo “a la acelerada contracción del mercado interno”, y Exceltur revisa a la baja el crecimiento del indicador que aproxima la evolución del PIB turístico. Mientras nuestro Gobierno, se agarra a la entrada de turistas extranjeros para afirmar la bonanza del sector. El secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, que asistió  junto al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, a la reunión Sectorial del Turismo, señaló al final de la misma que las cifras del primer semestre del año muestran que las llegadas de turistas extranjeros sigue aumentando. Estas llegadas, según los datos ofrecidos ayer por el propio Ministerio, señalan que entre enero y junio han llegado a España 26,6 millones de turistas extranjeros, lo que supone un aumento de un 2,6%, aunque sí se reconoció que en junio hubo un pequeño descenso de un 0,7%. El problema es que no sólo se trata de números de turistas si no también de su gasto y sólo hace falta darse un paseo por algún paseo marítimo para ver chiringuitos y terrazas vacios.