Menú Portada
El déficit estatal se elevó al 9,49%

La crisis redujo los ingresos impositivos un 17,1% en 2009

Febrero 24, 2010

Los ingresos impositivos se redujeron el 17,1% en 2009 como consecuencia de la crisis, año en el que el Estado registró un déficit de 99.785 millones de euros, el 9,49% del PIB, frente al saldo negativo de las cuentas estatales de 2008 que fue de 30.572 millones, el 2,81% del PIB.

pq_922_elena-salgado.jpg

Los ingresos impositivos del Estado se redujeron un 17,1% en 2009, lo que se tradujo en un déficit de 99.785 millones de euros en términos de contabilidad, equivalente al 9,49% del PIB. En 2008, el saldo negativo de las cuentas estatales fue de 30.572 millones, que en términos relativos supuso un déficit del 2,81% en relación al PIB, según los datos publicados por el Ministerio de Economía y Hacienda.

El déficit de 2009 es el resultado de unos gastos que se situaron en 205.714 millones de euros, un 24,1% más, mientras que los ingresos no financieros alcanzaron 105.929 millones, un 21,6% menos. En términos de caja, una metodología contable que anota los ingresos y pagos que efectivamente se han realizado durante el periodo, el Estado presentó en 2009 un déficit de 87.281 millones de euros, frente al saldo negativo de 18.747 millones con que se cerró el ejercicio precedente.

Industria atribuye el resultado presupuestario estatal de 2009 a la crisis económica y a las medidas extraordinarias de estímulo puestas en marcha por el Gobierno para “contrarrestar el impacto sobre familias y empresas de la pérdida de dinamismo de la economía”. El incremento de las transferencias del Estado al Servicio Público de Empleo para el pago de prestaciones por desempleo, el subsidio para parados de larga duración, las iniciativas gubernamentales dirigidas a estimular la creación de empleo y la inversión, unidas a la política de reducciones selectivas de impuestos en determinados sectores y mayores aplazamientos impulsada desde Hacienda tuvieron un efecto conjunto de 36.910 millones de euros. Según Industria, el impacto de estas medidas, sumado a las mayores aportaciones que realizó el pasado año el Estado para afrontar el pago de las prestaciones por desempleo, explican más de una tercera parte del déficit público de 2009.