Menú Portada
Por primera vez en los últimos tres años

La crisis lleva a un déficit del Estado de 0,42%

Julio 21, 2008

Crisis, hasta para las cuentas públicas, esta es la verdad. Posiblemente es cierto, somos más fuertes y podremos recuperarnos antes, pero para ello hay que reconocerlo primero. Los datos son claros un déficit de 4.683 millones de euros en el primer semestre (el 0,42% del PIB), frente al superávit de 5.218 millones de euros registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior

pq_570_Ocaña.jpg

La vuelta de las cuentas del Estado al saldo negativo, que no se registraba desde junio de 2005, es otro claro síntoma de la situación actual. Dice el Secretario de Hacienda, Carlos Ocaña, que se debe también a las medidas económicas adoptadas por el Gobierno en este periodo para aumentar la liquidez de las empresas, así como para ayudar a las familias a disminuir el impacto de la subida de precios, como la deducción de 400 euros en el IRPF para asalariados, autónomos y pensionistas. Esto nos lo vendieron como si fuera una inyección que repercutiera en el beneficio de la economía, pero nada de nada. Así, Ocaña reconoció que “a la vista de los datos parece posible” que el saldo final del Estado arroje “un pequeño déficit” al cierre del 2008, lo que contrasta con las previsiones oficiales del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, que aún contemplan el equilibrio para la Administración Central en el conjunto del año y un superávit del 1,15% para el conjunto de las Administraciones. Para Ocaña, la evolución del saldo de las cuentas públicas en el primer semestre es “negativa, pero está en línea” con los últimos datos económicos, que han provocado un peor comportamiento de los ingresos a lo largo del presente ejercicio y han dado lugar a un “deterioro claro” del saldo final del Estado. Asimismo, reconoció que los ingresos del Estado, al cierre del presente ejercicio, se reducirán un 4% en comparación con el año anterior, aunque aseguró que si el Gobierno no hubiera puesto en marcha las medidas que requiere la economía para impulsar la actividad, la recaudación se habría incrementado en tres puntos en el conjunto del año. Los ingresos por impuestos indirectos alcanzaron los 40,174 millones de euros, un 10,4% menos que en el mismo periodo de 2007, ya que la recaudación de IVA se situó en 29.011 millones de euros, un 14,2% menos que el primer semestre de 2007, como consecuencia de la disminución de los ingresos brutos ligados fundamentalmente al sector de la construcción y de la agudización del efecto del alto precio del crudo, eso sí, obvía comentar que con unos combustibles más caros se cobra más IVA y más impuestos de hidrocarburos. También ibamos a crear dos millones de empleos en esta legislatura y crecer al 2,5%, todo fallos, ineptitud o mentira, no sé que es peor.