Menú Portada
El saldo financiero a favor se elevará hasta los 2.730 millones

La crisis económica eleva los pagos de la UE a España en 2010 hasta los 15.152 millones euros

Diciembre 20, 2009

Lo que los presupuestos y el Gobierno venden como un aspecto muy positivo es tan sólo reflejo del deterioro de la situación económica de España

Todo ello ha llevado a un importante incremento de los Fondos Estructurales  y de Cohesión que es lo que hace aumentar nuestro saldo a favor

El fin de estos fondos que se dirigirán mayoritariamente a los últimos países miembros llevará a que a partir de 2012 paguemos más de lo que recibamos



Los Presupuestos Generales del Estado presentados para 2010 por la ministra Salgado contemplan un saldo muy positivo para España en la relación financiera con la Unión Europea. ¿Noticia buena? A corto plazo, eso parece, pero raspando el trasfondo de este incremento no es más que un reflejo de la mala situación económica que se prolongará claramente en el 20120. Así según las cifras que ofrece Economía, la relación financiera entre España y la UE registrará un saldo positivo de 2.730,86 millones de euros, 2.153,11 millones más que los 577,74 millones previstos para 2009.

Más fondos de ayuda la clave de este incremento

El secreto de este incremento está en los fondos estructurales y de cohesión, que, según la propia Unión Europea, constituyen el principal instrumento de política de cohesión económica y social. 

Por lo que respecta a los Fondos Estructurales, el principal instrumento de la política de cohesión europea, España recibirá 5.170,06 millones de euros, el 44,46% más de lo previsto para 2009 (3.517,92 millones). Por otro lado, en Fondos de Cohesión tiene previstos unos ingresos por 1.845,09 millones, un 37,61% más que los  1.340,84 de este año. Es decir que si en 2009 el Gobierno calcula que recibiremos 4.919,76 millones, mientras que para 2010 por estos conceptos espera percibir 7.075,15 millones.

Es decir recibimos más porque somos más pobres y a pesar del optimismo de recuperación económica damos veladamente la razón a Europa para recibir más dinero, mientras que negamos la mayor de cara al pueblo español.

Así, el Gobierno espera percibir de los fondos de la UE 15.152 millones de euros (7.015 millones en fondos estructurales y de cohesión), el resultado según el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado, es un aumento que de  se justifica por el incremento de las transferencias a recibir de la Unión en 2.211,44 millones de euros respecto al 2009, mientras que la aportación de España a las cuentas comunitarias sube en sólo 58,32 millones de euros.

La crisis estanca nuestros pagos

La subida de tan sólo de 58,32 millones de euros por nuestra situación económica, ya que mientras, la mayor partida, 9.000 millones de euros, corresponde a la Renta Nacional Bruta (RNB), aumenta el 16,13% respecto a este ejercicio se desploman el resto de los ingresos tanto los que se basan en derechos de aduana que disminuyen el 20% respecto a 2009 por la menor actividad económica, mientras que la contribución por el recurso del IVA se desploma un 33,3%, aunque se aumenten los tipos a mediados de 2010 (hasta el 18% el normal y hasta el 8% el reducido) el síntoma más claro del parón económico de España.

La traducción es clara, nada para enorgullecerse.

Un panorama desalentador

Lo peor es que a partir de 2012 los grandes receptores de fondos serán los países del Este, y nuestras regiones a pesar de que seguirán estancadas económicamente según la mayoría de los expertos no recibirán tanta cuantía. ¿Qué lectura hará el Ejecutivo de esos presupuestos?