Menú Portada
Su declaración ante la fiscalia fue inconexa, incongruente, sin hilo conductor, como si le pasara algo

La controvertida figura del abogado Trías Sagnier, el amigo de Bárcenas y vinculado al lobby judío

Febrero 10, 2013

Normal
0

21

false
false
false

ES-TRAD
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:10.0pt;”Times New Roman”,”serif”;}

pq_928_trias_sagnier.jpg

El abogado barcelonés Jorge Trías Sagnier, nacido en 1954, es señalado por muchos -sobre todo desde dentro del PP-, como una de las personas que pudiera haber filtrado la famosa contabilidad B del partido que lidera Mariano Rajoy, elaborada por el ex tesorero popular, Luis Bárcenas, al diario El País. Un hecho significativo es la amistad que une a Trias Sagnier con el consejero y procer desde su fundación de este diario, Gregorio Marañón Beltrán de Lis, al que ha defendido en público en numerosas ocasiones. Tanto es así que el pasado día 6 declaraba en la Fiscalía Anticorrupción durante casi una hora por el que se ha conocido como el caso de “Los papeles secretos de Bárcenas”. A la salida indicó a los periodistas que allí le esperaban que “había cumplido con su deber”.

Trias Sagnier había reconocido públicamente la entrega de sobresueldos en el Partido Popular. Sus conexiones con el PP son notorias, tal y como adelantó este Periódico en anteriores ediciones. Su amigo Luis Fraga le sirvió de enlace de otro de sus grandes amigos, el ex tesorero del PP, Luis Bárcenas. A los tres le atraía la montaña. Y pronto hicieron migas, tanto que realizaron muchas expediciones juntos. Así en el año 2009 junto a Fraga subió al pico Bohit (4.430 m.) y a Ras Dashen (4.453 m.) y se pasearon luego por Gondar y Lalibela, lugares de Etiopia que inspiraron a Tolkien cuando escribió “El Señor de los anillos”. Dicen que esa fuente inagotable de inspiración y meditación que les da la montaña sigue siendo la base de la estrecha amistad que profesan. Que hoy es clara y notoria. Tanto que Trías no dudo en ayudar a Bárcenas todo lo que pudo en el caso Gürtel, donde tomó claro partido por él y su mujer, Rosario Iglesias, a la que logró exculpar, dicen que aprovechando su amistad con el entonces juez instructor Antonio Pedreira, al que había defendido varias veces en las páginas de los periódicos donde colaboró.

Una declaración desconcertante

Muchas son las veces, como el propio Trías ha reconocido, que se entrevistó con su amigo Pedreira e, incluso, sirvió de enlace de éste con Mariano Rajoy y el PP cuando el magistrado quería hacerle llegar algún mensaje. Dicen que precisamente el intento de representar los intereses del PP tras el estallido del “caso Gürtel” y el desacuerdo habido hace un año sobre una minuta en la defensa de Luis Bárcenas que no cobró (minuta del 6 de septiembre de 2010 de 48.000 euros mas 8.100 euros de IVA por “trabajos de asesoría a favor del partido), han sido uno de losdesencadenantes de esta bomba de relojería que le ha estallado al PP con su presunta contabilidad B.

Dicen que en su declaración ante el fiscal Antonio Romeral, a quien su jefe superior Antonio Salinas (un hombre puesto por José María Aznar en este cargo) ha encargado la tramitación de las diligencias informativas incoadas para aclarar este controvertido asunto, Trias Sagnier estuvo en ocasiones muy disperso, dicen que incluso incongruente, sin sentido narrativo, cómo si le pasara algo. Y a pesar de su secreto profesional como letrado (un arma muy valorada en toda esta estrategia), sí que reconoció dos cosas importantes: su amistad con el anterior juez de la Gürtel, Antonio Pedreira (que exculpó al ex tesorero del PP), y que Luis Bárcenas le enseño esos papeles.

Cautivador y seductor de mujeres

Hijo de un conocido abogado y político catalán falangista, Carlos Trías Beltrán, pertenece a una familia numerosa de la alta burguesía catalana, donde destacan sus hermanos Carlos y Eugenio Trías Sagnier, el primero escritor ya fallecido y el segundo un destacado y prestigioso filósofo, miembro del consejo editorial del diario El Mundo, cuya defunción se produjo en el día de ayer.

Desde siempre, el abogado Trias ha manifestado sus hondas raíces conservadoras y tradicionales, cimentadas en su educación familiar. Aunque ello no ha sido óbice para mantener varios matrimonios –con muchos hijos detrás-, y múltiples relaciones amorosas, dado su gran cartel de cautivador y seductor de mujeres. Entre sus conquistas femeninas destaca sobremanera la de la empresaria Alicia Koplowitz, con la que hoy en día sigue manteniendo una estrecha amistad. Ya en su día la aparición de unas fotografías juntos en el año 2011 en la revista Hola suscitó el rumor de un posible noviazgo con la marquesa de Bellavista, con la que todavía mantiene un cercano vínculo de amistad forjado a lo largo de muchos años de trato regular.

Su primer enlace fue con una señora andaluza para después unirse en matrimonio con Amalia Aranguren Zunzunegui, dueña junto a sus hermanas de la conocida firma de muebles y decoración para el hogar Becara. Con ambas tiene varios hijos. Alguna de las señoras con la que ha tenido relación, consultadas por extraconfidencial.com, lo señalan como “una persona sensible, intelectual, culto, elegante, con gran sentido del humor, agradable, con una buena sobremesa y charla, muy ambicioso profesionalmente, con gran encanto, detallista, amante de la buena cocina, mejores restaurantes y grandes whiskys”.

Colaborador en distintos medios de comunicación

Sus principales hobbies son la lectura, la poesía –dicen que no es mal escritor-, la navegación y la montaña. Pero paralelamente a ello tiene hondas raíces católicas, tanto que escribía una columna semanal de religión en el diario ABC, del que por entonces era miembro de su consejo de administración, titulada “El camino del Obispo”; como también colabora en la organización del congreso “Católicos y Vida Pública”, que se celebra anualmente en la institución educativa conservadora del CEU. Fue en el año 2006 cuando, junto a otro articulista Ignacio Sánchez Cámara, dejó el diario ABC por discrepancias con la línea editorial que había cogido el periódico bajo la dirección de José Antonio Zarzalejos y a causa de sus continuas críticas a la revista El Semanal, distribuida los fines de semana por este periódico y que consideraba muy progresista en sus contenidos. Como consecuencia de ello fue a parar como columnista a  La Gaceta de los Negocios, donde llegó a escribir dos veces por semana. Aunque también hay que significar que es socio de Unidad Editorial, la empresa editora del diario El Mundo, donde alcanzó el puesto de consejero.

Una dilatada carrera como abogado

Como abogado, su etapa profesional es larga y compleja, con más de 35 años a sus espaldas. Entre 1977 y 1978 fue asesor del entonces ministro de Justicia de la UCD, Landelino Lavilla, y colaboró con los directores generales de Instituciones Penitenciarias en la reforma de las prisiones españolas, primero con Jesús Hadas, que fue asesinado por el Grapo, y luego con Carlos García Valdés, catedrático de Derecho Penal y gran amigo suyo. A su vez ha sido abogado en varios casos muy mediáticos, como ladefensa del  juez y ex vocal del Consejo General del Poder Judicial, Javier Gómez de Liaño,o el deVioleta Friedman, víctima del campo de concentración nazi de Auschwitz, donde consiguió que se condenase al ex general de las SS León Degüelle. También ha sido abogado durante más de 23 años del controvertido Sindicato de Pilotos (SEPLA).

Los hilos de todos sus negocios los mueve desde su despacho en la calle Almagro, de Madrid, situado muy cerca del cuartel general del PP, en la calle Génova. Desde allí maneja negocios internacionales, desde Portugal hasta Qatar, cuyo emir se encuentra en su ámbito de influencia laboral. Aunque dice públicamente que “no tengo negocios” y que sólo se dedica a escribir. Si los tiene. Al margen de publicar próximamente con la Fundación para la Transición un trabajo titulado “En la sombra de la Transición”, sobre un personaje llamado Eduardo Navarro Álvarez que estuvo durante la transición al lado del ex presidente Adolfo Suárez; y de un nuevo libro de poemas titulado “Ubi amor, ibi dolor”, en la editorial Pretextos, se dedica aun largo etcétera de empresas muy variopintas.

Uno de sus grandes contactos profesionales es el lobby judío, para el que trabaja desde hace ya casi 35 años, cuando lo hacía a las órdenes del empresario inmobiliario Max Mazin, por entonces vicepresidente de la CEOE y presidente de CEIM, con quien colabora activamente como abogado. Max Mazin, también ligado al grupo hotelero Tryp, presidió durante varios años la Comunidad Judía de España, así como la logia española de la Asociación B´Nai B´rith.

Entre las distintas empresas inmobiliarias, de abogacía, de edición de libros, comunicación, etc., en las que figura Trías Sagnier como administrador único y apoderado están Boratua Sl; Teresac Sl; Hispacom Proyectos SA; Trías Sagnier Abogados SL; Trías Aranguren Ediciones SL; Comunica Internacional SL; Trías Sagnier Salazar Simpson Servicios Abogados SL. Esta última empresa de abogacía la tiene junto al conocido letrado y empresario, Francisco Salazar Simpson Bos, vinculado con la familia Rato.

Siempre del Partido Popular

En su faceta política, fue Secretario General de la Lliga de Catalunya junto al constructor José María Figueras, a quien le escribía los discursos políticos. Luego se hizo militante del PP, formación a la que ha estado ligada oficialmente hasta hace unos seis meses, que se dio de baja. Y donde llegó a ser diputado en Cortes de 1996 a 2000, periodo en el que fue portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Comisión Constitucional. Paralelamente, colaboró activamente para FAES, la fundación que controla el presidente de honor del PP, José María Aznar. En el partido se hizo muy amigo del ex senador Luis Fraga Egusquiaguirre, un bilbaíno, soltero, sobrino de Manuel Fraga Iribarne, acoplado durante más de dos décadas por el aparato del PP como “senador cunero” en Castilla-La Mancha, primero por Guadalajara y luego por Cuenca.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com