Menú Portada
Disminuye 7,4 puntos respecto al mes anterior

La confianza del consumidor baja hasta otro mínimo histórico

Junio 4, 2008

La confianza de los consumidores sobre la economía española ha registrado otro mínimo histórico, al situarse en 46,4 puntos, el nivel más bajo desde septiembre de 2004, mes en el que el Instituto de Crédito Oficial comenzó a elaborarlo. El indicador ya acumula un descenso de 36,4 puntos en el último año.

pq_537_ico2.jpg

Con respecto al dato del mes anterior, el Indicador de Confianza del Consumidor  reflejan la senda bajista que empezó en agosto de 2007 coincidiendo con las turbulencias de los mercados financieros, y registró en mayo una disminución de 7,4 puntos en relación con el mes anterior.  Así mismo, también se han producido disminuciones en el indicador sobre la situación actual, que en mayo ha alcanzado los 42,3 puntos (9,5 menos que en abril), y en el índice de expectativas, que ha caído 5,3 puntos hasta los 70,6.
Según indicó el presidente del ICO, Aurelio Martínez, en los datos referidos a la situación actual la percepción de los consultados es más negativa y ha caído 12 puntos, sin embargo es menor si se analizan las perspectivas para los próximos seis meses. Por tramos de edad, Martínez recordó, que “como casi siempre”, los más optimistas siguen siendo los jóvenes de entre 16 y 24 años, y los más pesimistas las personas integradas en el tramo de edad comprendido entre los 45 y 64 años. Aurelio Martínez subrayó que hay cambios de tendencia que “merecen ser vigilados en los próximos meses”, ya que a partir de 2008 las tensiones generadas en los precios, provocadas por la subidas del petróleo y de los productos alimenticios, ha modificado las expectativas de los consumidores. El presidente del ICO añadió que las últimas noticias publicadas “pueden” indicar una desaceleración en el mercado del crudo que junto a las últimas previsiones que ha hecho público el Fondo Monetario Internacional (FMI), podrían moderar en los próximos meses la desaceleración económica. Lo cierto es que el descenso del 9% del precio del crudo que se ha producido en los últimos días puede ser un balón de oxígeno para nuestros precios. Y la inflación es uno de los puntos que más preocupa a nuestros consumidores.