Menú Portada
El vicepresidente segundo del Banco Santander ha sido el gran enlace entre los negocios de Repsol y la entidad presidida por Emilio Botín

La conexión Juan Abelló – Matías Rodríguez Inciarte clave en la salvación de Sacyr-Vallehermoso

Diciembre 26, 2011

Abelló fue consejero de Banco Santander hasta el 16 de diciembre de 2004

Este año el empresario disminuyó su posición en Sacyr a la vez que aumentaba sus inversiones en Repsol y Banco Santander

El Gobierno entrante no quería continuar con la participación en el crédito vía ICO y bancos nacionalizados, ni tampoco una nueva quiebra de una empresa inmobiliaria


Se ha hablado y se está hablando mucho del acuerdo por el cual Repsol compraba parte del paquete de acciones de Sacyr con su autocartera y salvaba a la inmobiliaria de la quiebra al poder devolver buena parte del crédito de 4.900 millones al sindicato de bancos que habían prestado a la empresa entonces dirigida por Luis del Rivero para convertirse en el máximo accionista de la petrolera. Pero lejos de los melodramas y carreras que se llevan hablando en estos días, el acuerdo estaba cerrado desde finales de noviembre, eso si, dejando a última hora un fleco muy importante el precio, Repsol quería pagar lo menos posible y Sacyr y los bancos acreedores todo lo contrario.

Pero como ya adelantó extraconfidencial.com en el mes de octubre, la llave la tenía Mariano Rajoy y nada más ganar dejó clara su posición, contraria a que el ICO al igual que muchos bancos nacionalizados continuaran financiando la aventura empresarial de Del Rivero, despedido del propio Sacyr. Igualmente no quería asumir una quiebra de tan grande magnitud en los días de su nombramiento como presidente del Gobierno, algo que tampoco querían los bancos especialmente Citibank y Banco de Santander, cuya necesidad de mejorar el capital es contraria a asumir créditos incobrables y activos inmobiliarios.

La necesidad de llegar a una solución era clara, pero había que tender puentes entre partes que habían estado enfrentadas, el Banco de Santander que se había postulado desde hace unos años a favor de Sacyr mientras que dejaba atrás gran parte de sus negocios con la petrolera, y alguien que sirviera de nexo entre la nueva Sacyr y Repsol. Y estos fueron Matías Rodríguez Inciarte, vicepresidente del Banco de Santander, y persona que desde hace años ha avalado continuar sus nexos entre el Santander y Repsol incluso con misivas dirigidas al presidente de la petrolera, Antonio Brufau y por otro lado Juan Abelló, ex consejero del Santander y uno de los máximos accionistas de Sacyr, gracias a lo cual ocupa un cargo en el consejo de Repsol, donde también a título particular tiene títulos valorados en 1,98 millones, un 16% más que en 2010. Y este aumento en la posición no sólo lo ha hecho en Repsol, en el Banco de Santander aumentó este año sus acciones hasta los 1,18 millones de euros.

Los ganadores

El resultado lo conocemos, finalmente se acordó la compra del 10% de las acciones de Repsol que tenía Sacyr por parte de la petrolera, a través de autocartera, y con un descuento del 5%. Pero también que la constructora perderá dos de los tres consejeros que tenía en Repsol, y sólo mantendrá uno, el del “amigo” Juan Abelló.

Pero quizá el máximo ganador es el Santander, que ha visto recuperar buena parte del crédito, no aumentar sus incobrables y lo que es más importante, firmar “la paz” y ver como pueden volver nuevas perspectivas de negocio.