Menú Portada

La Comunidad y el ICO destinarán 200 millones a financiar a empresas y autónomos

Julio 21, 2016
ICO Comunidad Madrid

La Comunidad y el ICO destinarán 200 millones de euros a financiar proyectos de autónomos, pymes y empresas de hasta 3.000 empleados a través de préstamos que beneficiarán hasta 4.000 empresas. Tendrán prioridad en el acceso a la financiación el sector industrial y aquellas empresas con mayor capacidad de generar empleo, las pymes de rápido crecimiento en nuevos nichos de mercado y las empresas de zonas con mayor pérdida de empleo.

La consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, y la presidenta del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Emma Navarro, han firmado hoy el convenio de colaboración entre el ICO y la Comunidad de Madrid para potenciar el crédito a empresas en la región mediante el ‘Programa de financiación BEI (Banco Europeo de Inversiones) a ICO para Empresas con criterios de Regionalización’.

Acceso a pymes y autónomos

Hidalgo ha destacado que el objetivo de este convenio es fomentar el acceso de pymes y autónomos de la región al crédito con unas condiciones muy favorables. “Con este convenio queremos fomentar la I+D+i y el empleo en sectores estratégicos para la economía de la Comunidad de Madrid, además de incrementar el tamaño medio de las empresas de la región” ha indicado.

Con este convenio se podrán financiar las inversiones productivas realizadas dentro de la Comunidad, así como el circulante limitado al 50% del importe total de la financiación, que podrá ampliarse hasta el 100% para operaciones con plazo de hasta 4 años. El convenio establece un importe máximo de hasta 12,5 millones de financiación por cliente en una o varias operaciones de préstamo o ‘leasing’ y mediante operaciones de entre 2 y 20 años de plazo de amortización, con la opción de hasta 2 años de carencia de principal.

Estas operaciones se concederán a las empresas a través de todas las entidades financieras que estén adheridas a las líneas de mediación ICO. Los beneficiarios deben haber formalizado operaciones de financiación directa con el ICO o bien operaciones a través de entidades financieras intermedias dentro de las líneas de mediación del Instituto vigentes en cada momento, que también cumplan con las condiciones de crédito del BEI.