Menú Portada
Todo lo contrario a la "fiesta fiscal" de Puigcercós

La Comunidad de Madrid, la más eficiente en sus presupuestos para el 2011

Noviembre 17, 2010

Cataluña tiene un gasto por ciudadano casi idéntico a Andalucía

Sólo el País Vasco supera la Comunidad de Madrid en PIB por habitante

Extremadura, a pesar de ser la región con el PIB más bajo por habitante, tiene el segundo mayor presupuesto por cada ciudadano


En plena debacle en las encuestas, el líder de ERC, Joan Puigcercós sacó de su chistera dialéctica la típica coletilla contra Andalucía con el “no paga ni Dios” y Madrid y su “fiesta fiscal”, nada más lejos de la realidad, cuando el Gobierno en el que forma parte ha tenido que recurrir por ejemplo a Bonos por los que ha pagado a las entidades y suscriptores un 7,75% para poder hacer frente, pero frente a esto los números mandan.

En estos meses se están cerrando los presupuestos de las distintas Comunidades Autónomas en los que se vuelve a ver la desigualdad a pesar de la obligación del recorte de gastos, una desigualdad que ya se notó en los presupuestos de este último año y que pueden comprobar en el cuadro que adjuntamos. Así, la consigna general, con la excepción de la Comunidad de Navarra, es que los que menos PIB tienen, medido por supuesto por habitante, son los que más gastan y por tanto aumentan su deuda y déficit, ya que la generación de riqueza es menor, por el contrario la Comunidad que tiene un segundo mayor PIB global y por habitante Madrid, es la que ofrece unos presupuestos más acordes a la situación actual.  

Modelo para el 2011

Las Cuentas Públicas de Madrid para 2011, dotadas con 16.724 millones de euros, rebajan un 9,03% el gasto no financiero respecto a 2009, mientras el peso del área Social supera por primera vez el 80% (81,02%), en tanto que la contribución a la solidaridad interterritorial será también mayor.
Cada madrileño aportará el próximo año 515 euros para financiar políticas sociales en otras regiones, a través de las transferencias del Fondo de Garantía de los Servicios Públicos, previsto en el nuevo Sistema de Financiación Autonómico mientras que continúa la política de control del gasto público del Gobierno autonómico, que desciende un 9,03%, pero garantizando la prestación de los servicios públicos esenciales (Sanidad, Educación y Asuntos Sociales). El gasto corriente desciende un 15% y los gastos de personal se reducen un 5%. Con estas medidas, la región volverá a cumplir los criterios de estabilidad presupuestaria, que permiten un endeudamiento del 0,75% del PIB, y que en los Presupuestos de 2011 se sitúa en el 0,70% del PIB regional, con un crecimiento previsto del Producto Interior Bruto regional del 1,2%.
La Comunidad seguirá siendo la región con los impuestos más bajos de España, como certifica el Registro de Economistas y Asesores Fiscales; por el contrario, y volviendo al ejemplo anterior, al presupuesto de Extremadura le acompañan medidas fiscales: en primer lugar, aumentar su tramo del IRPF con incrementos que serán de medio punto para las rentas superiores a los 60.000 euros, de un punto para las que sobrepasan los 80.000 euros, de dos puntos para las de más de 100.000 euros y de tres puntos para las que se elevan por encima de 120.000 euros. En la comunidad extremeña sólo hay 6.400 personas que ganan al año 60.000 euros o más, apuntó el consejero.
También se establece el tramo autonómico sobre la venta de hidrocarburos, gravando la gasolina con 2,4 céntimos por litro, el gasóleo de uso general, con 2 céntimos por litro, el fuelóleo con un euro por tonelada, el queroseno de uso general con 2,4 céntimos por litro.
En cuanto al tributo sobre las instalaciones que inciden en el medio ambiente, conocido coloquialmente como ´impuesto a las eléctricas´, lo que decidió el Gobierno extremeño es aplicar el incremento establecido en 2010 para las empresas titulares de la Central Nuclear de Almaraz. Todo un incentivo a la iniciativa privada de la Comunidad con más funcionarios por habitante de España.
Mientras Cataluña, relegada ya al cuarto puesto en el PIB por habitante, gasta tanto como Andalucía por cada uno de sus ciudadanos, una paradoja que parece no haber analizado Puigcercos, a pesar de que esos presupupuestos y carga fiscal los haya acordado el mismo.