Menú Portada
Luis Pineda Salido, con problemas de pago, pierde a su director de Publicaciones, Ángel García

La Comunidad Autónoma de Madrid cancela las subvenciones a AUSBANC

Marzo 3, 2008

Tras varios años de colaboración entre el INEM y la CAM, la pareja de hecho Pineda-Aguirre se ha roto

pq__ESPER.jpg

Luis Pineda Salido, presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (AUSBANC), ha perdido otro de los sustentos económicos de los pocos que le quedaban. Ya en su día este periódico informó que la consejería de Empleo de la Comunidad Autónoma de Madrid, regentada por Paloma Adrados, le subvencionó con 194.000 euros. Todo dentro de un Programa creado por la Comunidad madrileña para la contratación de desempleados. Las empresas debían presentar sus proyectos y, si resultaban válidos, la CAM los subvencionaba. Pineda presentó el suyo: “Divulgación, asesoramiento e información a nuevos emprendedores para la creación de Pymes”. Y ayuda concedida. Pocos días antes AUSBANC había procedido a una regulación de empleo encubierta de la plantilla: 25 trabajadores despedidos.
Pues ahora resulta que, tras años de inyecciones económicas, vía subvenciones, vía patrocinios, por fin la CAM de Esperanza Aguirre quizás ha visto las orejas al lobo y le ha retirado las ayudas que se pegaban con los impuestos de todos los madrileños. O puede ser que con ese dinero público con el que se financiaba el denominado CAIL, Centro de Apoyo a la Intermediación Laboral, que como en su propia web indica “viene ofreciendo un servicio de selección de personal totalmente gratuito para las empresas, desde 1999 hasta la actualidad”, se encubriera una “privatización” de las oficinas del INEM. El caso es que el local destinado por Pineda Salido para estos menesteres ha cerrado sus puertas “sine die”. Eso sí, el dinero cobrado por adelantado.

“Externalización” de servicio público

Hasta nuestra redacción han llegado varios correos denunciando estos hechos. Trabajadores/as que recurrían a los servicios de empleo de la Comunidad y eran reenviados a AUSBANC, tal y como demuestra, por ejemplo, el documento que reproducimos. Después de hacerles esperar un buen rato no les hicieron más caso que aconsejarles cambios en su curriculum vitae. Puro ejemplo de “externalización” de un servicio público.
Dicen que las desgracias nunca vienen solas. Y a Pineda Salido parece que se le acumulan. A las reclamaciones de colaboradores de sus distintos medios “informativos” por impago se suma el despido o dimisión del que hasta hace pocos días era su brazo derecho en materia de comunicación, Ángel García Fernández, director de Publicaciones de AUSBANC. Él si que sabe de la vida y milagros del presidente de AUSBANC. Respaldó todas sus decisiones. Era su oráculo de Delfos. Algo grave tiene que pasar en la Asociación de Consumidores para que una de sus pilares básicos abandone el barco.