Menú Portada
LA UCM, A LA DERIVA (IV): OPERACIÓN ESCUELA DE EMPRESARIALES

La Complutense desalojó un edificio emblemático por 400 millones de pesetas tras rechazar una oferta de 700 millones

Noviembre 21, 2007

Seguros Ocaso compró el inmueble de 4 plantas, lo derribó y construyó otro de 11 pisos
 
Al final, la Universidad madrileña habilitó otro edificio en la calle Islas Filipinas
 
La operación contó con el beneplácito del Ayuntamiento de Madrid y la complicidad de Mercedes de la Merced


No todo iba a ser “ganancias” para la Universidad Complutense de Madrid. Intereses creados, que desvelaremos, existían para que en poco más de diez años la institución, a través de Su Fundación, pasará de ser una de las mayores propietarias de terrenos y edificios a endeudarse por cantidades millonarias. En ediciones anteriores informamos de la conocida como Operación Somosaguas. Actualizamos: Una de las más llamativas fue la compra de 6 fincas, calificadas como rústicas, por 2.625 millones de las antiguas a una de las empresas del holding inmobiliario de José Luis García Cereceda. Terrenos tasados en 200 millones de pesetas. En la operación el empresario, en menos de un año, revende los terrenos por 1.225 millones de pesetas más y, por otra parte, evita el pago de impuestos al venderlo a otra sociedad de su propiedad en quiebra. (Ver hemeroteca). La Complutense pagó 1.100 millones de pesetas en intereses para la construcción de 200 viviendas y solicitó dos hipotecas de 1.500 millones de pesetas.

Un negocio ruinoso

Pero había que hacer caja a costa de lo que fuera no se sabe a ciencia cierta para qué. En 1997 la Universidad Complutense desalojaba el complejo que albergaba la Escuela de Estudios Empresariales sito en el número 16 de la Plaza de España. Ni más ni menos que un edificio de 4 plantas cada una de ellas con una superficie cercana a los 2.000 metros cuadrados. Por aquel inmueble los responsables de la Universidad madrileña recibían, en el año 1994, una oferta de compra por importe de 700 millones de pesetas. Se rechazó. El bien inmueble en cuestión era propiedad del Ayuntamiento de Madrid pero la Complutense tenía el derecho de explotación, por decirlo de alguna manera, indefinido.

Pues bien, en el año 2000 la compañía Seguros Ocaso adquiría tan privilegiado edificio por, asómbrense, 400 millones de pesetas. Las dependencias de la Escuela de Empresariales desalojaban y la Universidad Complutense habilitaba otro edificio en la madrileña calle de Islas Filipinas. La histórica y emblemática sede de Empresariales, aseguran que con la connivencia del Ayuntamiento de Madrid, se derribó y hoy se erige en un edificio de 11 plantas de valor incalculable. Por aquellos años, la responsable de los asuntos de Urbanismo y de Patrimonio en el Ayuntamiento de Madrid era la hoy arrinconada ex concejala Mercedes de la Merced. Un auténtico pelotazo inmobiliario.