Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

La compañía Bultaco renace de sus cenizas con ambiciosos proyectos de futuro y productos revolucionarios

Noviembre 18, 2016
bultaco-linx-coche

Resurrección. Esta es la palabra que podría definir al retorno a la actividad industrial de la marca Bultaco. Firma señera de motocicletas de los años 60, 70 y parte de los 80, vuelve a la vida mirando exclusivamente al futuro con productos revolucionarios y que sin duda marcarán tendencia a otros constructores. Llegan con motos deportivas de propulsión eléctrica, bicicletas de corte exclusivo equipadas con este tipo de motorización auxiliar que se las quitan de las manos, y ahora un sorprendente biplaza de altas prestaciones. Bultaco retorna con fuerza a la arena comercial tras años de estar no muerta sino hibernando desde 1983, año en que detuvieron sus cadenas de montaje.

El ingeniero Paco Bultó, creador de la firma, decidió a finales de los años 60 abandonar su trabajo en Montesa ante la frialdad de éstos ante la competición. El catalán pensaba que “el producto sigue a la bandera a cuadros” y sus creaciones siempre estuvieron barnizadas con un marcado espíritu deportivo. Parte del éxito de su firma se basó en las leyes proteccionistas de la época, y de ellas emanaron marcas como Derbi, Puch, Ossa, Sanglas, y las citadas Montesa y Bultaco. Cuando el país fue dando pasos hacia Europa y el resto del mundo, fueron desapareciendo fagocitadas por gigantes orientales o italianos, y esta industria acabó desapareciendo.

Una vuelta de tuerca a su historia

Paco Bultó era un revolucionario en todo. Fumaba en pipa, iba permanentemente tocado con una gorra que le hacía adquirir un aspecto de lord inglés, y su estilo y educación le hacían emanar una energía especial. Una de sus ideas fue lanzar una línea paralela de merchandising en una época en la que ni siquiera existía esta palabra. Durante décadas la imagen de la mano enguantada haciendo el signo de OK que servía de logotipo siguió ocupando el imaginario de muchos que jamás vieron una de sus motos. De piedra tuvieron que quedarse los herederos de Don Paco cuando sentados en el cine vieron a la exuberante Demi Moore en la película “Una proposición indecente” vestir una de sus prendas durante toda la cinta. Alguien en Hollywood decidió que era muy “cool”.

Los Bultó siguieron explotando esta línea de negocio, el merchandising, y están asociados a la competición en base a un pequeño pero muy apreciado equipo de carreras con motos clásicas. Tras tres décadas sin productos Bultaco que se pudieran pilotar y tras pensárselo mucho, decidieron dar una vuelta de tuerca a su historia al retornar a un competido mercado, siempre que fuese con productos exclusivos, singulares y de alta calidad. Ese espíritu se detecta tan sólo entrando en su web, que resulta tremendamente original y está aderezada con frases del médico y pensador Gregorio Marañón.

Bicicleta motorizada y motocicleta vanguardista

El primer producto que ha saltado al mercado, y con una inesperada aceptación, ha sido la bicicleta motorizada Brinco. Si se tuviera que buscar una definición para este vehículo no habría una palabra concreta, aunque ellos la denominan moto-bike. Con un peso algo superior a los treinta kilos, se puede pedalear con ella, pero incorpora un propulsor eléctrico que alimentado por una batería otorga una autonomía de entre 35 y 100 kilómetros dependiendo de su tipo de uso y de si se ayuda del pedaleo. Alcanza por sus propios medios una velocidad de 60 Kms/h y su espectacular fisonomía rememoran a las motos de campo que tantos éxitos deportivos dieron a la firma. Su equipamiento técnico es de primera calidad, y el aspecto resulta futurista con piezas de moto y bicicletas mezcladas. Este modelo no sólo es único en su plano visual sino también en el método de comercialización. La Brinco está a la venta a través de los procedimientos habituales y también en tiendas de moda masculina, o con reservas de modelos de edición limitada en su web. De hecho las 175 unidades de una serie especial que se pusieron en venta con reserva en su web se agotaron rápidamente a pesar de sus casi 5.000 euros de precio.

Otro de sus interesantes productos es la Rapitán (con tilde). Esta motocicleta de aspecto vanguardista, y que recuerda vagamente a las siempre atractivas BMW y KTM, no dispondrá de motor de combustión en ninguna de sus dos versiones. Una de ella disfruta de un cierto aspecto rutero y la otra, la Sport, de características más deportivas y radicales. El propulsor desarrolla una potencia de 55 CV, alcanza los 145 Kms/h, y tiene una autonomía prevista de hasta 200 kilómetros en un ciclo urbano que se reduce a algo más de 100 si se entra en autovías. Sus baterías podrán cargarse en menos de una hora en modo rápido, y su peso ronda los 190 kilos en orden de marcha. Ambas se encuentran en un estadio de desarrollo muy avanzado y cercano a sus primeras pruebas de homologación.

Bultaco Linx, un vehículo muy especial

El tercer impactante producto de la factoría Bultó no será una moto sino completamente inesperado: un coche. Recién presentado en el Salón de la Moto de Milán, ha sido acogido con sorpresa, no en vano el Bultaco Linx es un vehículo muy especial. Se trata de un roadster sin parabrisas, ventanillas laterales y que dispone de puertas de apertura vertical que evoca al ultradeportivo KTM X-Bow al que los Bultó han querido dar un toque más acorde con las necesidades del uso diario. Curiosamente este coche era un proyecto anterior al deportivo austriaco, pero su diseñador, Miguel Angel Rodriguez no encontró el apoyo financiero e industrial con el que hacerlo realidad. Bultaco se interesó por la idea porque casaba con su retorno al mercado de vehículos, lo sometieron a una actualización y se hicieron cargo de darle vida. Propulsado por un motor de origen Seat-Volkswagen TSI turboalimentado de dos litros y cuatro cilindros, con cambio automático DSG, desarrolla entre 300 y 400 CV en diversas configuraciones que podrá elegir el comprador. Con un ligero chasis de aluminio de tan solo 67 kilos de peso, materiales compuestos para su carrocería y diversas partes de su mecánica, sumarán un total de 700 kilos en vacío. Con su potencia alcanza unas prestaciones exuberantes que el diseñador afirma roza los 3,8 segundos de 0 a 100 con una velocidad máxima de 280 Kms/h. Del vehículo ya existen varias unidades funcionales, y se prevé que su producción comience a finales de 2017 o principios de 2018 a más tardar. En principio está prevista la fabricación de 25 unidades en una primera fase, para construir más en diversas fases hasta completar las 100 en total. En cuestiones de precio, aún no está definido, pero todo apunta a que hacerse con uno de estos exclusivos vehículos costará unos los 100.000 euros. Bultaco ya trabaja en otros proyectos, y entre ellos uno es motorizar a este coche de forma eléctrica.

Sin duda hoy Paco Bultó sonreiría orgulloso viendo que, sin perder el sabor originario de su impronta, sus herederos sueñan a lo grande con productos de una excelente calidad y miras de futuro. Bultaco vuelve, y está más viva que nunca.

José M. Zapico

@VirutasF1