Menú Portada

La Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC), controla las cuentas de las empresas de Telefonía con contratos millonarios a auditoras privadas

Octubre 2, 2015

Cierra dos contratos con Deloitte, una multinacional neoyorquina y socia habitual del Gobierno, por más de 206.000 euros para la revisión de la contabilidad de costes de Telefónica y de Vodafone

cnmc

La defensa de la competencia en los mercados y la regulación de los sectores productivos. Esta es la función de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), presidida por José María Marín Quemada. Creada en 2013, fusiona la labor de varios supervisores entre los que destacaba la Comisión Nacional de la Energía (CNE), la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), o la Comisión Nacional de la Competencia (CNC). Desde su creación, buena parte de sus resoluciones y expedientes han sido como mínimo polémicos y, en su mayoría, de poca ayuda para el consumidor. Por ejemplo, el Tribunal Supremo acaba de instar a la CNMC a reducir una de sus multas a Mediaset, por 3,6 millones de euros, a un máximo de la mitad, por incurrir  “en error de derecho al no respetar el principio de proporcionalidad, teniendo en cuenta la naturaleza y entidad de la infracción, la duración, la realización de actuaciones para poner fin a la misma y su efecto sobre los intereses públicos vinculados a la libre competencia en el sector audiovisual”.

Todo un duro golpe a un organismo con un presupuesto millonario. Una de las partidas más llamativas es la de personal -nada más y nada menos de 24,6 millones de euros en el año 2014-, de los cuales, 14,1 millones, fueron destinados a personal laboral fijo, 5,6 millones a funcionarios y que 1,05 millones para altos cargos. A pesar de estas partidas millonarias, no duda en delegar funciones lógicas del regulador a otras empresas, como es el control de la cuentas de las empresas de sectores que analiza.

Subcontrataciones millonarias

La CNMC presupuestó, en 2014, 4,6 millones de euros en estudios y trabajos técnicos. Parte de estos son auditorías, como las que acaba de contratar: más de 230.000 euros entregados a la multinacional norteamericana Deloitte para el análisis de la contabilidad de costes de Telefónica y Vodafone.  Con estos contratos, se ignoran las posibilidades de los auditores públicos y se favorece a una sociedad extranjera en detrimento del sector nacional, y todo ello pagado con los impuestos de todos los españoles.

El primer contrato, dedicado al “servicio de revisión de la contabilidad de costes de Telefónica Móviles de España en el ejercicio 2014” ha recibido tres ofertas y ha sido otorgado a Deloitte Advisory S.L. por importe de 102.850 euros “por ser la oferta económicamente más ventajosa”. El segundo contrato, para el “servicio de revisión de la contabilidad de costes de Vodafone España en el ejercicio 2014/2015” ha recibido una oferta más, hasta llegar a las cuatro, pero ha sido otorgado a la misma empresa, por el mismo importe y por la misma motivación.

Todo ello, con una pregunta clara. Si la CNMC subcontrata el análisis de las cuentas a otras empresas, ¿para qué sirve?, ¿por qué destinar 24 millones de euros a personal? Incógnitas que debería desvelar su presidente, José María Marín Quemada a quien cada vez se le cuestiona más su gestión.