Menú Portada

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia se gasta 133.500 euros de dinero público para reorganizar espacios -a través de un contrato negociado sin publicidad-, mientras se queja, ahora, de falta de apoyo del Gobierno de Mariano Rajoy

Julio 28, 2016

El presidente, Marín Quemada, “protesta” por la retirada de competencias al organismo público. El contrato ha sido adjudicado a Mantenimientos y Arquitectura de Interiores S.A.

cnmc

Quien no llora no mama. Máxime en esta etapa de recortes, austeridad y contención del gasto. Al menos eso es lo que aseguran desde el Gobierno de Mariano Rajoy. Pero no solo es al vulgo a quien se deben explicar las políticas de recesión, sino también a los organismos públicos que dependen del Estado. Pero ahora que parece que la situación económica comienza a desperezarse y las entidades públicas reverdecen sus antiguos laureles monetarios, al Gobierno nacional -en funciones-, le llueven las críticas y reclamaciones, no ya fuera de su entorno, sino dentro del mismo. El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, no protesta por el presupuesto de 58 millones de euros del que dispone el organismo público, sino que lo hace por una falta de amparo, según él, flagrante. No hemos tenido un Gobierno que haya apoyado la política de la CNMC, espero que esto cambie en el próximo futuro. Es inimaginable que a la CNMC se le hayan retirado competencias“, ha dicho el máximo responsable del macro regulador.

La CNMC se encarga de preservar, garantizar y promover el correcto funcionamiento, la transparencia y la existencia de una competencia efectiva en todos los mercados y sectores productivos en beneficio de los consumidores y usuarios. Flaco favor hace la CNMC a este cometido inflando el mercado a través de sus adjudicaciones, como muestra la última realizada por el organismo público dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad de Luis de Guindos: 133.500 euros volarán de las arcas públicas para la realización de las obras para la reorganización de los espacios A0D.01 y A0D02 del edificio de la CNMC en Madrid. José María Marín Quemada dando ejemplo.

Contrato negociado sin publicidad

Un dinero que ha sido otorgado mediante un procedimiento negociado sin publicidad. Un proceso excepcional que sólo es de aplicación en los supuestos determinados en la Ley en los que su régimen difiere de las reglas de los procedimientos abiertos y restringidos. Dicho de otro modo, es incorrecto utilizar el procedimiento negociado, y máxime sin publicidad, para adjudicar contratos únicamente con base en los precios.

En este caso, de las 13 ofertas recibidas, el contrato ha sido adjudicado a Mantenimientos y Arquitectura de Interiores S.A. por ser., según los pliegos, la oferta económicamente más ventajosa”. Según su página web, Maysa es una empresa de ámbito nacional orientada a todo tipo de obras de construcción, que cuenta con suficiente solvencia económica, financiera, técnica y profesional para llevar a cabo cualquier trabajo relacionado con obra nueva, obra civil, reformas en general y rehabilitación de edificios, así como el mantenimiento, pintura y limpieza de oficinas, locales comerciales, centros de negocios y domicilios, incluyendo mano de obra y materiales de calidad, así como medios auxiliares si fuese preciso, basado en una amplia experiencia y equipo de profesionales”. 

133.500 euros para una labor logística de reorganización de espacio parecen demasiados. Demasiado también le ha parecido a la CNMC el cobro excesivo de unos 150 millones de euros por los Colegios de Abogados en las demandas contra Bankia por la salida a Bolsa. Según parece, los pleitos fueron muy repetitivos y, por ende, carentes de gran trabajo y dedicación. La guerra ya está abierta entre los nueve Colegios de Abogados de Valencia, Barcelona, Ávila, Vizcaya, La Rioja, Santa Cruz de Tenerife, Albacete, A Coruña y Sevilla con la CNMC. Y es que parece que el organismo público, últimamente, no da una a derechas.

Doinel Castro