Menú Portada
No ve justificados los pagos al carbón

La Comisión Nacional de la Energía pide a Industria subir la parte regulada de la luz

Diciembre 17, 2010
pq_922_maite_costa.jpg

El consejo de administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) considera que es necesario “un ajuste” en las tarifas de acceso de la luz, que recogen los costes regulados del sistema, que sea “progresivo” para “mitigar” el impacto sobre el consumidor y que, precisamente para evitar el encarecimiento del recibo de luz, venga acompañado de “medidas regulatorias” que moderen los costes del sistema eléctrico.

El objetivo de este ajuste debe ser “reducir la insuficiencia” entre gastos e ingresos del sistema eléctrico y procurar “un escenario sostenible a medio plazo”, afirma el organismo presidido por María Teresa Costa.

Esta consideración aparece en el informe aprobado por la CNE acerca de la propuesta del Ministerio de Industria en la que se congelan las tarifas de acceso en enero, al tiempo que se elevan en un 72% los pagos por capacidad para sufragar aspectos como el nuevo real decreto del carbón.

La CNE pide en el informe un esfuerzo para “mitigar el déficit tarifario”, ya que, si se aplican las tarifas de Industria, el déficit de tarifa de 2011 será de 5.048 millones, estos es, más de 3.000 millones superiores al tope legal de 2.000 millones para el próximo ejercicio. Los costes serán de 17.757 millones, pero los ingresos sólo de 12.709 millones.

Al tiempo que la propuesta de Industria incluye un “nulo incremento de las tarifas de acceso”, incluye un aumento del 72% en los pagos por capacidad que supondrán unos ingresos adicionales en 2011 de 726 millones.

Este incremento de los pagos por capacidad “no están justificados” y “sorprende”, más aún cuando tanto las tarifas de acceso congeladas como esta partida son capítulos regulados, señala la CNE.

Más caro pero mayor déficit</h3>
En declaraciones a Europa Press, la presidenta del organismo, María Teresa Costa, resumió la situación actual de la tarifa de la luz diciendo que “hay un incremento del precio de la electricidad, pero no hay una reducción del déficit”.

El precio de la electricidad se refiere a la reciente subasta entre comercializadoras. Su resultado, sumados los pagos por capacidad, hacen una presión alza del 10% sobre la tarifa final, según cálculos de las empresas. Mientras, el déficit de tarifa del sector aumenta.

“No tenemos una valoración ni negativa ni positiva. No aplicamos ningún calificativo”, aclaró Costa tras participar en unas jornadas organizadas por OCU, antes de indicar que el aumento de los pagos por capacidad para sufragar el decreto del carbón no aliviará el problema del déficit tarifario. “Hemos considerado que ese aumento que se deriva de los pagos por capacidad no alivia el déficit tarifario”, afirmó.