Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

La CEOE de Juan Rosell intenta tapar los agujeros de la reforma de la formación sirviéndose de programas en pro de la igualdad laboral de las mujeres

Marzo 8, 2017

El ‘Proyecto Promociona’ del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades perteneciente al Ministerio de Sanidad dejará en las arcas de la patronal 250.000 euros

rosell fatima

Hoy, 8 de marzo, se celebra en todo el mundo el “Día Internacional de la Mujer”. Una jornada muy marcada en España por el peor arranque de la última década en víctimas por violencia de género, que marcara buena parte de las reivindicaciones, pero no serán las únicas. Los actos en la calle incorporan este año un llamamiento a participar en un paro internacional, de 12 a 12:30, convocado en 46 países para denunciar el desigual reparto del empleo y los cuidados, junto a las tradicionales marchas por la tarde de colectivos feministas entre los que se reclamará más recursos para acabar con la desigualdad, algo que no se cumple siempre.

La reforma de la formación para el empleo de la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, ha acabado tal y como se esperaba. En bronca. Por un lado, el Gobierno estatal y el ahorro que genera al cerrar el grifo de los cursos de formación. Unos 520 millones de euros entre 2015 y 2016 en concepto de partidas que no se han ejecutado o que directamente no han salido de los cajones del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. En el otro lado de la balanza, la sempiterna Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo -ahora llamada Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE)– en la que las organizaciones sindicales (CCOO, UGT, CIG) y empresariales (CEOE, CEPYME) tienen algo que decir. Concretamente, que más de medio millón de trabajadores, el 3% de la población ocupada, no puede ampliar su formación profesional debido a la tijera formativa.

No tirarán la toalla los sindicatos y agregados empresariales que buscarán por todas las vías posibles recuperar la financiación prohibida. La primera intentona de sindicatos y patronal es que el Estado subvencione directamente uno de sus objetos sociales: la negociación colectiva. La reclamación se centraría en un reconocimiento económico al esfuerzo realizado por los interlocutores sociales en la negociación de los convenios colectivos. Una forma, aseguran fuentes cercanas a la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) de Juan Rosell, que amortiguaría la pérdida de las partidas destinadas a la formación.

Sería este un grano de arena más a la supervivencia de la CEOE a través de dinero público que es el que finalmente sostiene a estos cuerpos sindicales en activo. Y para muestra un botón: el convenio que acaba de firmar la CEOE de Juan Rosell con el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, dirigido por Rosa Urbón Izquierdo y perteneciente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de Dolors Monserrat. Un acuerdo para dar salida a la subvención estatal a nombre de la CEOE que se ocupa del desarrollo del ‘Proyecto Promociona’ de sensibilización, formación, desarrollo profesional, liderazgo, visibilización del talento femenino y promoción de mujeres directivas para mejorar y facilitar su acceso a puestos de toma de decisión en las empresas. La cantidad que se embolsará la CEOE llegará hasta los 250.000 euros.

Sensibilización o financiación

El ‘Proyecto Promociona’ se define como una valiosa herramienta de sensibilización y promoción profesional de las mujeres a los puestos de más alta responsabilidad de las empresas, constatando la efectiva promoción profesional del 25% de las mujeres participantes en las tres primeras ediciones. El programa cuenta con una excelente valoración de las mujeres participantes, las empresas y las entidades promotoras. Además ha sido reconocido a nivel europeo como buena práctica para combatir la segregación ocupacional en la opinión del Comité Consultivo de la Unión Europea sobre Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y hombres aprobada a finales de 2015.

Queda por saber si esta subvención irá efectivamente destinada a su cometido y no ocurrirá ningún desvío como en el caso de las ayudas a la formación. No sería la primera vez que las subvenciones públicas del Gobierno central y de las Comunidades Autónomas estarían financiando otras actividades de la CEOE en lugar de su razón original debido a la falta de transparencia. Más le vale a España y a su sistema laboral que no sea así. El Informe Mujeres Directivas 2016 elaborado cada año por la consultora Grant Thornton ha vertido que sólo dos de cada diez mujeres en España ocupan cargos de alta dirección en las empresas y puestos en los consejos de administración, concretamente un 26 %.

Doinel Castro