Menú Portada
También de los puntos de acuerdo con los sindicatos

La CEOE cree que el borrador sobre convenios se aleja de sus mínimos

Junio 8, 2011
pq_927_Juan-Rosell-presidente-CEOE.jpg

El presidente de CEOE, Juan Rosell, ha calificado de “decepcionante” el borrador sobre la negociación colectiva que les ha presentado el Gobierno y ha asegurado que se aleja “bastante” de las posiciones de mínimos de la patronal y de los puntos en los que se había llegado a un acuerdo con los sindicatos.

“Había una base más que suficiente de consenso, desgraciadamente parece que el Gobierno se ha olvidado de estos principios de acuerdo”, ha señalado Rosell en una rueda de prensa, donde también ha dicho que el borrador del Ejecutivo no va “en la dirección de arreglar los problemas”.

Concretamente, el patrón de patronos ha indicado que la mayor carencia es la de la flexibilidad interna, en cuya “música” coincidían con los sindicatos y que los empresarios no ven plasmada en el borrador. Según ha dicho Rosell, los empresarios “no quieren barra libre” para organizar las condiciones de trabajo en las empresas, pero ha asegurado que la flexibilidad es su “caballo de batalla” y que sin ella “están perdidos”.

Además, ha dicho que han desaparecido prácticamente los principios de acuerdo sobre ultraactividad de los convenios, las mutuas y el absentismo y que, en cambio, se han recogido algunas cuestiones “técnicas” sobre la solución extrajudicial de conflictos.

Así pues, tras cuatro meses negociando la reforma, la patronal ha considerado que el documento que perfila el Gobierno es “bastante decepcionante y bastante desequilibrado”, hasta el punto de que la CEOE ya no comparte “ni la música ni la letra”.

Con todo, Juan Rosell ha insistido de que se trata del “primer borrador” y confió en que pueda modificarse antes de ser aprobado el próximo viernes o durante el trámite parlamentario, para lo que ya ha avanzado contactos con los grupos políticos.

Rosell también mostró su desánimo en este sentido y dijo que “será difícil arreglarlo vía enmienda”. “Lo vamos a intentar, aunque con poca convicción”, añadió.

Preguntado por cuál será el horizonte del mercado laboral a partir de ahora, Rosell ha anticipado que “quede la legislación que quede, los empresarios la respetarán”. “Nosotros cumplimos las leyes”, ha dicho.

Sin embargo, ha advertido de que los empresarios “tienen pánico a contratar”. Así, consideró que el empleo irá bien en los meses de junio y julio por el efecto estival, pero vaticinó que volverán los “problemas” a partir del mes de agosto.

Por ello, los empresarios seguirán negociando con el Gobierno y los sindicatos en la mesa de la contratación y lo harán con ánimo. En este sentido, ha dicho que “cuando hay un mal resultado en un partido hay que ir al siguiente con la intención de golear” y ha repetido que el sistema de contratación hay que cambiarlo de arriba a abajo”.

Por último, como hiciera la pasada semana, Rosell defendió que la CEOE no ha cambiado en ningún momento sus postulados y ha asegurado que lo escrito en los documentos intercambiados con los sindicatos en estos meses son “una doble línea recta”.

“Nosotros no teníamos cromos que cambiar, teníamos que convencer al legislador de que había que hacer cambios importantes”, añadió, para apostillar que tampoco ha habido “ningún posicionamiento político” que justifique la prolongación de las negociaciones después del 22-M.