Menú Portada
Un grupo de notables del PSOE se reunió para "apuntalar" su postura crítica

La cena de los … socialistas

Septiembre 27, 2009

Todo apunta, aparentemente, a que el presidente del Gobierno ha cerrado la supuesta crisis que atraviesa el Partido Socialista Obrero Español con la última convocatoria de la Ejecutiva Federal. La huida de Pedro Solbes, Jordi Sevilla y César Antonio Molina no deja de ser un claro síntoma de lo que se cuece en Ferraz. Ojeen el Boletín Oficial del Estado y podrán comprobar que los abandonos, no a nivel de ex ministrables o diputados, son muchos más de los que se piensan. Ni los fontaneros de La Moncloa saben como parar la fuga.

pq_861_Rubalcaba1.jpg


ZP, pese a los consejos de algunos que le apoyaron para que resultara elegido secretario general, apostó por Leire Pajín para sustituir a José Blanco. Las alarmas se encendieron. El escándalo de Benidorm, los continuos errores en la política de comunicación de Pajín y, por último, la polémica sobre la foto oficial del matrimonio presidencial y sus hijas con Barak Obama y esposa ha sido la excusa que les faltaba a los críticos del Partido Socialista para, como ellos mismos dicen, “apuntalar” su postura.

Cena a la vieja usanza

No son pocos y cuentan con peso político dentro de la estructura. Recientemente, varios de ellos, cerca de 25, se reunían en un discreto restaurante, humilde como en los viejos tiempos socialistas, para planificar su estrategia. Algunos medios de comunicación apuestan ya claramente por el lehendakari Patxi López como futuro candidato a la presidencia de España en sustitución de ZP. Nada más lejos de la realidad. Zapatero tiene el enemigo en casa y a un supuesto amigo, experto en intrigas, que flaco favor le está haciendo. No es otro que Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior. Pero ni él ha sido capaz, ya no la sangría de altos cargos que abandonan el barco, sino esa corriente crítica que crece y crece imparable.

No a mucho tardar los métodos empleados para desgastar al PP por el que fuera portavoz del Gobierno con Felipe González harán enrojecer a su líder, sino le empuja a la convocatoria anticipada de las elecciones. Y qué decir de Leire Pajín. Zapatero la nombró secretaria de Estado de Cooperación Internacional, con la tarea de triplicar la Ayuda Oficial al Desarrollo española. Algún día tendrá que rendir cuentas, no les quepa la menor duda, de los criterios que aplicó, por ejemplo, para la concesión de subvenciones