Menú Portada
La promesa de ceder dos fechas este año para partidos de la selección autonómica, una engañifa

La Catalana de Fútbol ya sabe cómo se las gasta Villar

Abril 19, 2009

Ricardo Campoy, presidente de la Federación Catalana de Fútbol (FCF), comienza a pensar que cometió un error al apoyar a Angel Villar en las pasadas elecciones de la Federación Española de Fútbol (RFEF) –que por cierto siguen subjudice-. Si el acuerdo fue recibir a cambio el dinero que tenía la FCF bloqueado por parte de la Española y la autorización para que la selección de Cataluña disputase varios partidos por temporada, ya ve como la segunda parte del acuerdo comienza a incumplirse. De momento Cataluña quería jugar a finales de mayo y no ha sido autorizada. Ha querido jugar el 6 de junio, pero la respuesta es que jueguen sin los internacionales españoles.

pq__catalunya-argentina.jpg

Campoy va a pagar caro su apoyo a Villar en las pasadas elecciones. Lo hizo a petición del presidente de la Española a cambio de dinero y partidos y el catalán decidió “vender” a sus compañeros de la Plataforma Federación de Todos de la que formaba parte desde su fundación. Pero Villar le cegó los ojos con prebendas que hasta un tonto hubiese visto que no eran más que trampas. La situación económica de la Catalana, ahogada desde Madrid al tener retenidas varias partidas, llevó a Campoy a creer que el ofrecimiento de Villar iba más allá de una estratagema electoral y cayó en la trampa. Ahora está mal visto por los compañeros a los que dejó en la estacada y comienza a comprender que las promesas de Villar carecían de contenido.
Recordarán aquella autorización para disputar el torneo de las naciones sin Estado, que luego se transformó en un cuadrangular con Brasil, Italia y otro campeón mundial más Cataluña. Eso ya es historia. Pero también lo es la supuesta ayuda de la RFEF a promover la selección Catalana. Y en estos días ya tiene la primera prueba. Resulta que el 6 de junio es fecha de partidos clasificatorios para el Mundial de 2010, pero España no juega porque el 14 de junio comienza su participación en la Copa Confederaciones que se disputa del 14 al 29 de junio en Sudáfrica. Italia, como campeón del mundo, también juega ese torneo y tampoco tiene partido el 6 de junio. La Catalana cursó invitación a Italia para jugar un Cataluña-Italia en Barcelona. Italia se ha negado y Villar no ha querido mediar.
Es más, si Cataluña hubiese encontrado rival para ese 6 de junio, no podría alinear a los internacionales españolas por negativa expresa de la Española. O sea, Xavi, Piqué o Capdevila no estarían ese día en el Camp Nou por estar concentrados. Aunque no lo digan e público, en la Catalana ven un boicot orquestado por Villar a nivel internacional.
Lo que es peor para Campoy es que para la segunda cedida por la Española, el 14 de noviembre, tampoco contará con los internacionales españoles porque para ese día está previsto el España-Argentina, conmemorativo del centenario de la fundación de la RFEF, aunque ya saben que en realidad la Federación sólo tiene 96 años de antigüedad –se fundó en 1913-. La FCF no encuentra rivales ahora y para noviembre tendrá nulo aliciente su encuentro puesto que no habrá figuras en la selección y el rival será de segunda fila. Consecuencia, que pasará como en el partido navideño ante Colombia en el que la Catalana perdió dinero en lugar de ganarlo, con lo que sus problemas financieros son ahora mayores. Ricardo Campoy no sabe cómo salir del embrollo.