Menú Portada

La Campaña de la Renta 2015 comienza de nuevo con la indignación de los ciudadanos por no poder acceder a sus datos por fallos informáticos mientras el ministro Montoro ya hace negocio: vuelve a privatizar el servicio de atención telefónica de la Agencia Tributaria por casi 4 millones de euros al año

Abril 8, 2016
montoro

Ayer comenzó la Campaña de la Renta 2015, al menos sobre el papel, porque en la práctica miles de contribuyentes no pudieron acceder a ninguno de los servicios de acceso a los datos fiscales que con tanto bombo y platillo ha venido anunciando la Agencia Tributaria dirigida por Santiago Menéndez. Si hace cuatro años Extraconfidencial.com informaba como los servidores se colapsaban por un ataque de denegación, en este caso la respuesta es más sencilla: una infraestructura inadecuada para la demanda de los ciudadanos. Desde temprano aparecieron los mensajes “Proceso de conexión con la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria en curso. El proceso puede tardar unos minutos dado que en estos momentos la Sede Electrónica está atendiendo a muchos ciudadanos”, como pueden ver en la captura adjunta. Pero la información no era para nada exacta, ya que ni pasados unos minutos, ni horas, se accedía a las distintas opciones de  descarga del borrador o los datos fiscales.

error-conexion-agencia-tributaria
Mensaje de error a la hora de intentar acceder a la aplicación renta web

Mal arranque para una larga Campaña para el ministro en funciones Cristóbal Montoro, que finalizará el próximo 30 de junio y en la que todos los contribuyentes tendremos que rendir cuentas con Hacienda y comprobar si, la tan cacareada rebaja fiscal, llega en verdad al bolsillo del contribuyente.

Lo que para muchos españoles será un mal trago, para otros será un alivio al ver que las cábalas de la Agencia Tributaria determinan que deben devolver dinero al contribuyente. Un algoritmo en el que entran un gran número de variables y que para no pocos resulta un trámite engorroso y complicado. Para facilitar la tarea contable de los casi 47 millones de españoles, la Dirección General de la Agencia Estatal de Administración Tributaria ha lanzado a licitación el contrato  para regir el servicio telefónico de Cita Previa”.

¿Es necesario gastar tanto en la Cita Previa?

Tras recibir cuatro ofertas, el acuerdo se ha cerrado con Abante Business Process Outsourcing S.L., como dicen los pliegos, por ser la oferta económicamente más ventajosa, según se desprende del contenido del informe de clasificación de ofertas”. Abante es una compañía española con una sólida posición en tesorería, autofinanciable, y que dispone de capacidad de inversión y crecimiento. El contrato, con un plazo de ejecución de un año, tendrá un presupuesto rayano a los 4 millones de euros (3.666.039,03 euros).

La empresa, con 12 años de historia, acaba de abrir un nuevo Centro de Atención en Lugo con 3.000 metros cuadrados de superficie y con más de 600 posiciones (mesas de trabajo). Un contrato de esta cuantía le habrá supuesto un importante balón de oxígeno, pero la gran duda está precisamente en si es necesario gastar tanto dinero en este servicio. Mientras se priman otras formas de presentar la declaración, ampliando por el ejemplo el acceso al borrador, la presentación online y si quiere hacerlo de forma presencial, poder pedir la cita desde su ordenador.

Los contratos millonarios de la Agencia Tributaria de Cristóbal Montoro

Este tipo de gastos excesivos está convirtiéndose en una máxima para el ministro Cristóbal Montoro. En 2015 Extraconfidencial.com ya informó como se destinaban 800.000 euros en sobres para la declaración para los próximos dos años. Una práctica en desuso porque la mayoría presentan la declaración de forma telemática. El resultado, cajas y cajas que acaban en las Administraciones de Hacienda y que se utilizan para cualquier otro uso distinto al contratado.

Pero la lista es larga. El pasado año, el Ministerio de Hacienda desembolsó 874.774 euros para cubrir el servicio de asistencia telefónica, es decir solventar dudas, adjudicando el contrato a Servicio Sociales de Telecomunicaciones SL (Servitelco). Es decir, las dudas telefónicas no son solventadas por personal de Hacienda, lo hará otra persona con un currículo desconocido.

Pero mientras se gasta tanto dinero en servicios de dudosa utilidad, la Agencia Tributaria vuelve a fallar por el eslabón más importante: dar acceso a la información fiscal al ciudadano.

Doinel Castro