Menú Portada
Celebraciones familiares: vestidos para todo tipo de ocasiones

La camisa de Bigote Arrocet, los diferentes looks de Belén Esteban y la cara iluminada de…

Noviembre 16, 2014

Vaya semana más familiar la de las revistas del corazón. Hemos visto y leído historias de parientes de todo tipo: los hay que se llevan bien, que se llevan mal, que no se llevan o que se llevan a medias. Los hay que sonríen a todas horas y los hay que parece que lo hacen y hasta los hay que no lo hacen nunca. Increíble ¿verdad?


En Lecturas, en portada, tenemos el claro ejemplo de la que ni siquiera se habla. “Rocío Carrasco -titula la revista-0, rompe con su familia”. La hija de la “más grande” no se puede quejar, tiene de todo: ex hija, ex marido, “un padrastro y unos hermanos olvidados”, una “madrastra que nunca deseó”… por cierto, un paréntesis, ¿se han fijado que a Raquel Mosquera siempre le brilla la cara? (¿?) Curioso  ¿cierto? y eso que es esteticista o ¿era peluquera? (…) Vuelvo a lo que estaba, que me pierdo. ¿Dónde estaba? Ah sí, en la familia Carrasco. Nos faltan los ex tíos y la familia actual.

Familia Carrasco-Campos y, por ahora, Arrocet

Ahora, eso sí, disfruta de una más que estupenda relación con Fidel, “el hombre perfecto” y con aquellas a las que ella considera “su nueva familia”: María Teresa Campos y Terelu. Genial, porque como ambas han  aumentado la familia, tiene más sitios donde ir a cenar.

María Teresa Campos ha posado por primera vez junto a Bigote. ¡Uy! Perdón, lo sé, se llama Edmundo. Ambos fueron al teatro y Arrocet aprovechó para comentarnos lo graciosa que es Teresa y que le encantan las lentejas; motivo por el que Terelu y Carmen se las mandan a Canarias, que es donde reside el humorista. Dos cosas: una, ¿han visto la camisa? Oh my god! La segunda es que espero que usen un buen tupper porque no me quiero ni imaginar si se sale el caldo… Por cierto que hablando de familia y de estas ricas legumbres miren lo que me ha venido a la cabeza… “la familia es como un plato de lentejas, siempre te encuentras alguna negra”, ¿verdad Padrino?

Más ramificaciones en la familia Carrasco-Campos. Terelu. La hija y hermana mayor de Rocío está de los nervios. ¿Quién no lo estaría? Resulta que está pendiente de dos ex. Ambos, por separado o juntos da igual, pretenden enseñarnos unas imágines, fijas y/o en movimiento, de la susodicha como Dios la trajo al mundo. ¿Por qué? Si ya le hemos visto. ¿Aparecerá emulando a Olvido Hormigos? Insisto, ¿qué necesidad hay? Además, seguro que están sin retocar. Me reitero: ¿Para qué volver a ver las lolas de Terelu? ¡Qué familia! Para cuanto da, oye.

Jorge Javier’s family

Terelu estuvo, por cierto, en el estreno de la obra de teatro que produce el televisivo Jorge Javier y vimos a toda su troupe, empezando por Belén Esteban, feliz cual perdiz tras cumplir 41 años. Y sin darme cuenta he caído en un oca y como de oca a oca tiro porque me toca. Avanzo varias casillas y llego a Paracuellos del Jarama.

¿A quién me he encontrado en esta localidad madrileña? A la súper feliz rodeada de los suyos y brindando por su cumple. Allí estaba con su chico, sus amigas, el representante, su hermano… con todos. Es que no faltaba nadie.

Y como no hay dos sin tres, la he vuelto a ver volviendo de Londres, en el Aeropuerto. Esta vez no sonreía. Tenía la cara algo más agria. No sé y tampoco tengo claro por cuál vestido decantarme. ¿Qué look le copio? Aunque pensándomelo mejor, ¿por qué tengo que quedarme con uno pudiendo procesar los tres? Al Teatro voy premamá de blanco, al aeropuerto con calcetines blancos y calzado negro y el día que tenga que celebrar mi cumple, copio a su amiga y me embuto en unos pantalones negros con su camisa, que es por la que yo MAAATO.

La familia feliz de Luis Alfonso y Margarita

Los duques de Anjou han celebrado su décimo aniversario con una fiesta inolvidable y espectacular”. Bien. Solo tengo una duda, la luz. Me da mí la impresión de que la cara de María Margarita Vargas Santaella está un poco más iluminada que la del resto de los invitados y ello no tiene por qué significar que esté más favorecedora.

Discúlpenme pero les he mentido, tengo otra duda, ¿se han fijado en la sonrisa de él? No sé… ummmm… Me viene la mente la de Máxima Zorreguieta y su familia, esa sonrisa sí que produce envidia. Está claro que la cara es el espejo del alma.

Por Mamen Rodríguez