Menú Portada
Dos de los contratos con la Fundación de Alfonso Guerra fueron firmados por Rafael Spottorno, ex Jefe de la Casa del Rey

La Caja Madrid de las black cards financió a la Fundación Pablo Iglesias, que preside Alfonso Guerra, con casi 200.000 euros en siete años

Julio 8, 2015

En las Estipulaciones del contrato figuraba que "dicha colaboración" (sic), consistía en la aportación por la Fundación Caja de Madrid a la mencionada entidad de la cantidad de 4.000.000 de pesetas (24.040,49 euros), para "jornadas, seminarios, mesas redondas, y adquisición fondos de archivo"
Los contratos, la cifra de la "colaboración" y el objeto de la misma se mantendrían inalterables en los siguientes documentos-tipo firmados el 30 de mayo de 2001, el 30 de abril de 2002, el 13 de febrero de 2003 y el 28 de junio de 2004. Sólo cambiaría la firma de los gerentes de la Fundación Caja Madrid
Es sólo una parte de la financiación a los partidos políticos a través de sus Fundaciones


Desde 1998 hasta 2004, Caja Madrid financió a la Fundación Pablo Iglesias, que preside Alfonso Guerra, con un total de 189.315 euros, según los contratos firmados entre los gerentes de la Fundación vinculada a la Caja Madrid de Miguel Blesa y el propio Alfonso Guerra a los que ha tenido acceso Extraconfidencial.com a gracias a la colaboración del BuzónX de filtraciones del grupo activista Xnet. De esos contratos con Guerra, los relativos a las donaciones correspondientes a 2003 y 2004 fueron firmados por el que fuera Jefe de la Casa del Rey y luego imputado por las tarjetas black de Caja Madrid, Rafael Spottorno, que actuó en este caso como Gerente de la Fundación Caja Madrid.

Este periódico ha tenido acceso a los contratos entre la Fundación Caja Madrid y la Pablo Iglesias entre 1998 y 2004. Aunque los contratos firmados por los respectivos gerentes de Fundación Caja Madrid y Alfonso Guerra -como presidente de la Pablo Iglesias-, eran anuales, se trataba de un documento tipo que se reproducía año tras año, con prácticamente la misma cantidad de dinero que se había pactado en el primero de los contratos. La cifra total de subvenciones desde la Caja Madrid de Miguel Blesa alcanzó los 190.000 euros en siete años.

El primero de los contratos -por el que se iban a regir los demás-, se firmó el 14 de mayo de 1998 entre el entonces Gerente de la Fundación Caja Madrid, Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna, y el propio Guerra González como presidente de la Pablo Iglesias. En las Estipulaciones del contrato figuraba que “dicha colaboración” (sic), consistía en la aportación por la Fundación Caja de Madrid a la mencionada entidad de la cantidad de 4.000.000 de pesetas (24.040,49 euros), para “jornadas, seminarios, mesas redondas, y adquisición fondos de archivo“.

El típico eufemismo de la “colaboración”

Ésa iba a ser la cantidad con la que Caja Madrid, a través de su Fundación, financiaría anualmente a la Pablo Iglesias, aunque con contratos anuales que, en principio, nada tenían que ver el uno con el otro, pero que en realidad se trataba del mismo contrato tipo, según se pudo observar en el documento relativo a 1999: el 21 de abril de ese año, Alfredo Pérez de Armiñán y Alfonso Guerra firmaban una nueva “colaboración” (eufemismo utilizado para denominar la financiación de la institución socialista), de otros 4.000.000 de pesetas (24.040,49 euros), también para “jornadas, seminarios, mesas redondas y adquisición fondos de archivo” a lo largo de 1999. 

En el año 2000, con la entrada de España en el euro, la cifra debió parecer pequeña y el 19 de octubre Pérez de Armiñán y Alfonso Guerra firmaron otra “colaboración” consistente en la “aportación por la Fundación Caja Madrid a la mencionada entidad de la cantidad de 4.700.000 de pesetas., para jornadas, seminarios, mesas redondas, y adquisición fondos de archivo“, según se puede leer en el contrato; es decir, que la cifra había aumentado a 28.247,57 euros; cifra que ya se mantendría inalterable hasta el año 2004.

Y Rafael Spottorno, otra vez a la palestra de la presunta corrupción

Los contratos, la cifra de la “colaboración” y el objeto de la misma se mantendrían inalterables en los siguientes documentos-tipo firmados el 30 de mayo de 2001, el 30 de abril de 2002, el 13 de febrero de 2003 y el 28 de junio de 2004. Sólo cambiaría la firma de los gerentes de la Fundación Caja Madrid. Así, Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna firmaría hasta el contrato de mayo de 2001, pero el de 2002 lo firmó Carlos María Martínez Martínez, mientras que los dos últimos, relativos a 2003 y 2004, los suscribió por la Fundación Caja Madrid el nuevo gerente: Rafael Spottorno Díaz-Caro.

Se da la circunstancia de que Rafael Spottorno sería luego Jefe de la Casa del Rey desde el 30 de septiembre de 2011 hasta el 24 de junio de 2014, pero por su paso por Caja Madrid, con el uso supuestamente fraudulento de la tarjetas Visa opacas, fue imputado en la causa que se sigue en la Audiencia Nacional por la black cards.

En todo caso, Extraconfidencial.com ha tenido acceso a las filtraciones de Xnet, que demuestran que las fundaciones vinculadas a los principales partidos políticos se beneficiaron de este tipo de subvenciones de la Fundación Caja Madrid. Se trata del siguiente listado que reproducimos a continuación:Fundación Análisis Estudios Sociales FAES

Fundación Desarrollo Económico y Social C.A.M FUNDESCAM

Fundación Investigación Estudios Liberales

Fundación Defensa de la democracia

Ateneu Cultural 1º de Mayo

Fundación 1º de Mayo

Fundación Sindical de Estudios

Fundación de Estudios Municipales y Territoriales

Fundación Análisis Problemas de las Ciudades

Fundación Sistema

Fundación Trece Rosas

Fundación Jaime Vera

Fundación Pablo Iglesias

Solidaridad Internacional

Asociación Apoyo a la Diversidad

Fundación Progreso y Cultura

 
Jorge Ventura