Menú Portada
Valorados en 500 millones de euros

La Caixa y Caixa Catalunya financian proyectos del Programa de energía y cambio climático de la Diputación de Barcelona

Abril 15, 2010

El Banco Europeo de Inversiones aporta 250 millones de euros al programa, que serán gestionados por La Caixa y Caixa Catalunya, las cuales aportan también 125 millones de euros, entre las dos, a la financiación de los proyectos. Las dos líneas de crédito están destinadas a financiar parcialmente inversiones de pequeña y media envergadura tanto en energía solar fotovoltaica como inversiones para mejorar la eficiencia energética en la provincia de Barcelona. El resto hasta los 500 millones los aportan las empresas adjudicatarias de los proyectos.

pq_923_mc_m_da_silva_costa.jpg

Durante el acto, el vicepresidente del BEI, Carlos da Silva Costa, ha declarado que “es para mi una gran satisfacción comprobar que Barcelona es una ciudad de vanguardia en este tipo de proyectos. El programa de la Diputación es pionero en aplicar a gran escala el uso de energías renovables y la búsqueda de la eficiencia energética en edificios públicos. Esperamos que su éxito sirva para extender el concepto a otras regiones no únicamente en España sino en toda Europa. Por eso, este tipo de programa, que contribuye sin duda a la consecución de los objetivos de la Unión en materia de uso eficiente y sostenible de los recursos energéticos, será prioritario dentro de las diversas actuaciones del Banco”. Por su parte, el presidente de la Diputación de Barcelona, Antoni Fogué, ha remarcado que el objetivo del acuerdo es “que todas estas actuaciones tengan un coste cero para los ayuntamientos y que no conlleven ningún tipo de  endeudamiento para los municipios”. Además, ha añadido que “el ahorro de energía que se conseguirá puede servir a los ayuntamientos para enjugar el crédito”.

El director territorial de Catalunya de La Caixa, Manuel Romera, ha resaltado el compromiso de La Caixa con el medio ambiente: en el 2007 ya se adhirió a los Principios de Ecuador y se quiere fomentar “una economía basada en la innovación, la eficiencia energética, la sostenibilidad y la investigación”. En este sentido, Manuel Romera ha afirmado que La Caixa pone a disposición de este proyecto su red de oficinas y un interlocutor que centrará la gestión de las operaciones para agilizar su tramitación. Además, “se está poniendo todo el esfuerzo para crear los productos financieros más adecuados para cada tipo de operación, contemplando la posibilidad de financiarlos a través de project finance incluso con leasing, para optimizar las ventajas fiscales de los inversores”.

El director general de Caixa Catalunya, Adolf Todó, ha destacado que la firma de este protocolo consolida la implicación de Caixa Catalunya en el desarrollo del sector de las energías renovables y la eficiencia energética, un sector en el que Caixa Catalunya acumula una gran experiencia derivada de la financiación de unos 250 proyectos por un valor total que supera los 1.200 millones de euros, lo que representa una potencia instalada que equivale al consumo de una ciudad de 1,8 millones de habitantes. Además, Adolf Todó ha hecho mención también al impulso económico que suponen estos proyectos en los territorios donde se implantan, ya que se estima que supondrán la creación de 6.000 nuevos puestos de trabajo al año.

El objetivo del programa de la Diputación de Barcelona es la instalación de paneles de energía fotovoltaica y otros tipos de energía renovable, principalmente en edificios públicos de los municipios de la provincia, así como realizar inversiones destinadas a mejorar la eficiencia energética sobre todo en edificios públicos, en la iluminación pública y en la red de semáforos. Podrá tratarse de inversiones patrocinadas por entidades públicas, principalmente ayuntamientos, o privadas adjudicatarias de concesiones de inversión pública. La iniciativa cubre los 311 municipios de la provincia y una población de unos 4,5 millones de habitantes. 

El programa de la Diputación de Barcelona contribuye a la implementación de los objetivos del llamado Pacto de alcaldes y alcaldesas, promovido por la Comisión Europea, al que, hasta ahora, se han sumado más de 130 ayuntamientos de la provincia de Barcelona. Los municipios que han suscrito el Pacto se comprometen a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero por encima del objetivo de la Unión Europea del 20% en el 2020.

El proyecto responde perfectamente a las actuales prioridades de financiación del BEI. Como parte de la estrategia de la UE de soporte a una energía sostenible, competitiva y segura, el BEI da prioridad a la financiación de proyectos de energía renovable y de mejora de la eficiencia energética.