Menú Portada
Fabricante de adhesivos industriales de nueva generación

“La Caixa” invierte 2 millones de euros en Forest Chemical Group

Septiembre 5, 2013
pq_936_caixabank_diagonal.jpg

”la Caixa”, a través del fondo especializado en tecnologías industriales, Caixa Innvierte Industria, ha invertido 2 millones de euros en la compañía alicantina Forest Chemical Group.
La empresa ya contaba con el apoyo de “la Caixa” a través de su fondo especializado en invertir y acompañar a las “start ups” en fases iniciales de desarrollo, Caixa Capital Micro, que le había facilitado financiación mediante un préstamo participativo convertible a capital. La nueva ronda de inversión permitirá a Forest Chemical Group potenciar el crecimiento en el mercado nacional y preparar el lanzamiento internacional, con el objetivo de posicionar la empresa como uno de los referentes mundiales del mercado de adhesivos. La compañía también cuenta con el apoyo inversor del Institut Valencià de Finances (IVF).
Forest Chemical Group está liderada por Pedro Fernández y Sergio Vega y cuenta con un equipo de 12 personas. Cerró el ejercicio 2012 con una facturación de 1,5 millones de euros. La empresa ha sido reconocida desde su creación con varios premios y certificaciones, como el Premio EmprendedorXXI, promovido por “la Caixa”, el de “Mejor Empresa de Innovación de la Comunitat Valenciana”, otorgado por los CEEI de la Comunitat Valenciana, o el sello EIBTs como empresa innovadora de base tecnológica.
Forest Chemical Group, con sede en Alicante, es una empresa química fundada en 2009. Está especializada en la fabricación y comercialización de adhesivos industriales, llamados “hot melt” (termo fusibles), superiores tecnológicamente a los adhesivos habituales. Por sus características, pueden utilizarse en sectores muy diversos (envasados, textil, aeronáutico, automoción o agroalimentario) y son más fáciles de manipular y más rentables.

Los adhesivos “hot melt”
El adhesivo termofusible es una forma de termoplástico sin disolventes que se calienta para aplicarse en una amplia variedad de superficies. Al fundirse, adquiere capacidad adhesiva y se solidifica en pocos segundos. En uso industrial, tiene varias ventajas respecto a los adhesivos habituales: consigue mayor adherencia y puede aplicarse en una gama muy diversa de superficies, lo que hace que sea más rentable. No es un material peligroso, ni tóxico, ni inflamable. No contiene agua ni disolventes y es completamente sólido, lo que hace que su manipulación, almacenamiento y transporte sean sencillos, seguros, fiables y respetuosos del medio ambiente.
El mercado mundial de los adhesivos “hot melt” alcanza unos 4.000 millones de dólares, con una previsión de crecimiento anual del 5%.