Menú Portada
El informe destaca que la Comunidad de Madrid cuenta con numerosas fortalezas para afrontar el desafío de transformar su economía

“la Caixa” analiza los retos de futuro de la economía en la Comunidad de Madrid

Marzo 29, 2011
pq_926_Presentación-del-estudio.jpg

El Área de Estudios y Análisis Económico de “la Caixa” ha presentado hoy el estudio “La economía de la Comunidad de Madrid. Diagnóstico Estratégico”, donde se realiza un informe de seguimiento y balance estratégico de la Comunidad de Madrid.

Al acto de presentación del estudio, que se ha celebrado en el Auditorio de “la Caixa”, en Madrid, han asistido Antonio Beteta, consejero de Economía de la Comunidad de Madrid; Arturo Fernández, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid y de CEIM y vicepresidente de la CEOE; José Antonio Herce, socio director de Analistas Financieros Internacionales (AFI); Juan Carlos Gallego, director ejecutivo territorial de la entidad en la Comunidad de Madrid; y Jordi Gual, economista jefe de “la Caixa.

El propósito del presente diagnóstico es el de contribuir al conocimiento estratégico de la región aportando una imagen fidedigna y de conjunto de la Comunidad de Madrid. Analizando, de una forma detallada, los procesos demográficos, espaciales, económicos, institucionales, productivos y empresariales para concluir con un diagnóstico estratégico y líneas de acción para el futuro.

A partir de esta visión global, se plantean algunas estrategias favorecedoras de un nuevo modelo productivo que tome el testigo del crecimiento y desarrollo social de la región. Se trata de promover un ejercicio de reflexión que trascienda el tradicional esquema de comparativa regional, adentrándose en la búsqueda de soluciones que permitan a la región avanzar hacia la consecución de un escenario de mayor desarrollo y posicionamiento internacional privilegiado entre las principales regiones del mundo.

Posición privilegiada

El informe señala que la Comunidad de Madrid ha gozado, durante los quince años precedentes a la crisis, de un proceso de sostenido dinamismo económico. Así, la región ha liderado el crecimiento entre las comunidades autónomas españolas a lo largo del periodo 2000-2009. Dicho crecimiento ha permitido la creación de numerosos puestos de trabajo, lo que ha sido, a su vez, un potente factor de atracción de una numerosa población extranjera. La vitalidad demográfica y económica de la región comparte, no obstante, tanto las fortalezas como las amenazas del modelo de crecimiento español.

El estudio también destaca que la Comunidad ocupa una posición de excelencia en el entorno nacional en variables como renta per cápita, productividad, nivel de empleo, cualificación de su mano de obra, infraestructuras, inversión en I+D, en la sofisticación de su mercado de bienes y servicios o en la capacidad de atracción de inversiones. En este sentido, al desarrollo de la región ha contribuido el excepcional impulso experimentado por las infraestructuras, su amplia red de transportes, su potente sistema universitario, el conglomerado de grandes empresas instaladas en la región, que refuerzan su papel como una de las principales plazas económico-financieras del mundo, o el apoyo de un entorno atractivo para el desarrollo empresarial emprendido por el gobierno regional.

En los últimos años, además, la aplicación de una política económica, dentro de las competencias regionales, centrada en la austeridad, la contención del gasto público y la eliminación de barreras al emprendimiento ha favorecido un clima de negocios más favorable en la Comunidad de Madrid que, de alguna manera, ha permitido a la región una mayor resistencia ante la recesión. De hecho, los datos de la Contabilidad Regional del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid muestran 5 trimestres consecutivos de crecimiento del PIB. La salida de la crisis está siendo, en definitiva, algo más rápida en la región, lo que ha permitido que la Comunidad de Madrid cierre 2010 con un crecimiento medio positivo (0,7%), frente a la leve caída registrada en el conjunto de España (-0,1%).

Retos para el futuro

No obstante, pese a todos estos avances, el informe señala que la Comunidad de Madrid tiene aún retos que afrontar. Durante la reciente crisis económica, el PIB de la Comunidad de Madrid ha experimentado un retroceso considerable, perdiendo una buena parte de la actividad, el empleo y las empresas creadas durante los años de progreso económico.

El objetivo de la región para los próximos años debe ser, por tanto, seguir avanzando hasta recuperar las cotas de bienestar perdidas a causa de la recesión y alcanzar un modelo de desarrollo que permita a la región equipararse con las regiones punteras del mundo.

Para la consecución de estos retos, el estudio muestra que sigue siendo de vital importancia fortalecer el entramado productivo de la Comunidad mediante una mayor internacionalización de su economía, una mayor penetración y uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones que permitan un completo despliegue de la sociedad del conocimiento, una mejora de la proyección internacional de Madrid como región urbana, una mejora en la calidad de su sistema educativo que genere un capital humano a la altura de las necesidades de las grandes empresas globales y, en definitiva, un entorno socioeconómico que permita una transición hacia un modelo productivo enfocado hacia la provisión de bienes y servicios de alto valor añadido. El informe señala que el nivel actual y el potencial de desarrollo socioeconómico de la región son considerables.

En el apartado de las conclusiones, el informe destaca que la Comunidad de Madrid cuenta con numerosas fortalezas para afrontar el reto de transformar su economía hacia un sistema productivo avanzado, eficiente, sostenible y generador de empleo y riqueza, que permita recuperar las elevadas tasas de crecimiento económico. El conjunto de la sociedad debería asumir valores como la educación, el esfuerzo, el emprendimiento, la innovación o la austeridad, necesarios para devolver a la economía madrileña en el menor plazo de tiempo posible al crecimiento robusto y duradero por la que ha transitado.
Para conseguirlo, el estudio de “la Caixa” indica que los distintos agentes socioeconómicos deben forjar consensos, asumir iniciativas y trabajar conjuntamente para lograr que la Comunidad de Madrid asuma un rol de protagonismo entre las regiones más avanzadas del mundo, en un contexto internacional muy competitivo y con un entorno doméstico caracterizado por la austeridad en el gasto.