Menú Portada
LA EDUCACIÓN EN ESPAÑA (I)
Distribuidos entre 169 campus públicos y 67 privados

La burbuja universitaria española: 1,5 millones de alumnos, 79 universidades y 236 campus

Enero 15, 2013

Mientras que en las Islas Baleares toda la enseñanza universitaria se centra en un único lugar, en Asturias, la Universidad de Oviedo cuenta con dependencias en 7 localizaciones
El 30% de las carreras universitarias tienen menos de 50 alumnos de nuevo ingreso
Galicia, Cataluña y Castilla y León han sido las primeras Comunidades en condicionar la continuidad de los títulos a un número mínimo de alumnos

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


Entre todos los frentes abiertos con los que el Gobierno de Mariano Rajoy se enfrenta este año uno de los más difíciles es el de la Educación, con recortes y reformas liderados por el ministro de Educación, José Ignacio Wert. Como ejemplo del actual ambiente –más que caldeado-, la pitada dedicada por algo más de un centenar de personas, la mayoría estudiantes, y que impidieron que el ministro de Educación, pronunciara una conferencia organizada por el diario El Mundo de Andalucía en un Hotel de Sevilla el pasado lunes. Entre los gritos destacaba el de  “Universidad pública y de calidad” y es que la enseñanza universitaria se presenta como uno de los problemas más graves. Tras una subida histórica de tasas (de hecho, con un 22,4% ha sido la partida que más ha incrementado los precios, según los datos finales del IPC anual publicado este martes), y nuevos recortes en su financiación que ha hecho enfrentar al Ministerio con el Consejo de Rectores, nos encontramos con un gigante con pies de barro.

Tan sólo hay que analizar los últimos datos de la Enseñanza Universitaria elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), y correspondientes al curso 2010/2011. Ese año, se matricularon 1.455.885 alumnos en estudios universitarios de grado y de primer y segundo ciclo, lo que lejos de la caída de alumnados de años anteriores, supuso un incremento del 3,1% respecto al curso anterior; de éste aumento, un 5,9% corresponde a Universidades privadas y un 2,7% a centros públicos.

Cientos de campus y carreras sin demanda

Como pueden observar en el siguiente cuadro, los casi 1,5 millones de estudiantes se reparten en 70 universidades -50 públicas y 29 privadas-, que a su vez disponen de 236 campus universitarios, una multitud de localizaciones liderada por los centros públicos (169) que han hecho multiplicar el gasto. Por ejemplo, si la Universidad de las Islas Baleares tan sólo tiene un centro de estudios, a pesar de los mayores problemas logísticos con los que pueden encontrarse estudiantes de Menorca o Ibiza, en el lado contrario, la Universidad de Oviedo (único centro en Asturias), dispone de 7 campus: El Cristo, Oviedo Centro, Llamaquique, El Milán, Los Catalanes, Gijón y Mieres.  Este Ranking de centros universitarios es liderado por Cataluña con 44 Campus, seguido de Andalucía con 34 (todos de ellos públicos) y Madrid con 33.

A lo largo de las décadas anteriores, casi todas las capitales de provincia y ciudades importantes han solicitado y recibido una Universidad, lo que ha llevado también a multiplicar también los títulos universitarios que imparten sin que, en muchos casos, hubiera una demanda que lo justificara. Actualmente, un 30% de los títulos tienen menos de 50 alumnos de nuevo ingreso, un número  que se considera como mínimo indispensable para que su enseñanza sea óptima económicamente y que multiplica el gasto, sin que se pongan en la mesa soluciones reales como sería la fusión de Centros y porque no, incluso el cierre.

De momento, Galicia, Cataluña y Castilla y León han sido las primeras Comunidades en condicionar la continuidad de los títulos a un número mínimo de alumnos. En la región gallega, por ejemplo, se ha establecido que para que se imparta un título de grado se deberá contar con 50 estudiantes de nuevo ingreso, 20 para los másteres y 10 para el doctorado. En Cataluña, se ha propuesto un mínimo genérico de 40 alumnos para cada grado universitario. Y en Castilla y León se baraja esta misma posibilidad, y el recorte de titulaciones de los cuatro centros públicos para evitar duplicidades y reforzar el prestigio de las carreras que se mantengan.

Y es que no por más centros y estudiantes se garantiza el éxito, algo que deberían pensar también los Rectores ya que entre todas las Universidades españolas, no hay ninguna que figure entre las 150 mejores del mundo.