Menú Portada
Ana García Obregón: "Yo no estoy enfadada". La Pantoja, sí.

La boda de Luis Rollán provoca grandes enfrentamientos

Junio 22, 2011

Me consta que la Pantoja se sorprendió sobremanera cuando escuchó que las instantáneas realizadas durante la fiesta posterior a la ceremonia iban a publicarse. Isabel agarró el teléfono y preguntó a una de sus íntimas amigas por la veracidad de la información.

pq__luisrollan.jpg

La boda de Luis Rollán y Alejo Pascual se ha convertido en un asunto realmente controvertido. Tras la publicación de las fotografías del enlace y la posterior fiesta en la revista ‘Hola’, son muchos los que aseguran que los invitados están cabreados. Advierten que nadie sabía que las fotografías de las escenas más íntimas iban a ver la luz. Al parecer, la publicación ha pagado cerca de cincuenta mil euros por las instantáneas. Una cantidad nada desdeñable que podría enfrentar al periodista con algunas de sus célebres amigas. No es el caso de la actriz Ana García Obregón que, aunque desconocía que iba a ver una exclusiva, no está enfadada ni molesta: “Yo no estoy enfadada porque todos los que estábamos allí hemos hecho exclusivas en la misma revista, por lo que no entiendo el motivo por el que hay quien dice estar enfadado, la verdad”. Ana es de las que piensa que la amistad está por encima de todo. Sin embargo, insisten en que hay quien está realmente cabreado ante lo que consideran es “una jugada muy fea”. Y es que los convidados se lo pasaron en grande sin tabúes ni miedos. Dicen que la más enfadada es Isabel Pantoja.
Me consta que la Pantoja se sorprendió sobremanera cuando escuchó que las instantáneas realizadas durante la fiesta posterior a la ceremonia iban a publicarse. Isabel agarró el teléfono y preguntó a una de sus íntimas amigas por la veracidad de la información. Se enfadó, aunque sus arrebatos no suelen durar demasiado. De alguna manera no entendió que Luis no le contara cuáles eran sus planes. Sin embargo, todo pasará. Recuerdo con nitidez extrema las muchas ocasiones en las que la tonadillera maldecía a quienes exprimían su amistad para comparecer en televisión. Ha llovido mucho y su amistad con Luis es, ahora, totalmente innegable. Sin embargo, conociéndola no me extrañaría que decidiera soltar amarres. No sería justo, pues Rollán la ha defendido a capa y a espada. Ha ganado dinero con ello –algo que a ella nunca le ha gustado-, sí, pero es cierto que ha demostrado su fidelidad con creces. Rollán ha sabido defender con argumentos todas las decisiones de la cantante. Isabel es, no obstante, muy rencorosa. No perdona, y mucho menos olvida. La imagen que proyecta ahora no es real. Ella consiguió antaño que Rollán y yo nos enfrentáramos. A ambos nos contó historias para no dormir. A él que ella no hablaba conmigo, a mí que él era un cero a la izquierda que corregía y aumentaba. A Parada, por ejemplo, nunca le perdonó que se retratara junto a Maite Zaldívar. O estás con ella, o contra ella.
Por Saúl Ortiz
saul@extraconfidencial.com