Menú Portada
Confía en que el FROB mejore la oferta

La banca teme que la puja de la CAM quede desierta con las actuales condiciones

Octubre 13, 2011

La banca española teme que la puja de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) quede desierta si el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), organismo dependiente del Banco de España, no mejora las condiciones para facilitar la adquisición, informaron a Europa Press en fuentes del sector.

El FROB ha seleccionado las ofertas no vinculantes por la CAM presentadas por Banco Santander, BBVA, Caixabank y Sabadell, que pasan a la segunda fase del proceso de venta y tendrán acceso a información financiera detallada de la entidad de cara a presentar una oferta definitiva.

Las fuentes consultadas confían en que el FROB flexibilice las garantías ofrecidas al eventual comprador tanto en cuanto al Esquema de Protección de Activos (EPA) como a las facilidades de liquidez, ya que la caja alicantina cuenta con una pesada exposición al sector inmobiliario e importantes vencimientos de deuda.

Los activos dudosos totales de CAM a 30 de junio ascienden a un total de 9.907 millones de euros, lo que supone una tasa de morosidad del 19%, para los cuales dispone de la cobertura de deterioro por 3.903 millones, una cobertura media del 39,4%.

Según fuentes de una de las entidades interesadas en comprar la CAM, la caja dispone de vencimientos de deuda a medio y largo plazo de hasta 30.000 millones de euros, lo que hace imprescindible mejorar las facilidades de liquidez para hacer la compra atractiva.

“En la CAM no se van a dar las alegrías de ocasiones anteriores porque no está el horno para bollos y el Banco de España es consciente de que la operación no ha suscitado ningún interés en la banca extranjera”, explicaron desde la entidad.

De esta forma, aludían a los procesos de venta de Caja Castilla-La Mancha (CCM) y Cajasur, también intervenidas por el Banco de España por sus problemas de solvencia. Cajastur, ahora integrada en Liberbank, se adjudicó CCM, mientras que BBK hizo lo propio con la caja andaluza.

El objetivo del organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez es cerrar la venta de la CAM, intervenida el pasado 22 de julio, antes de finales del presente mes de octubre.

Posible ampliación del plazo

No obstante, fuentes del sector apuntan a la posibilidad de que la puja se resuelva en el mes de noviembre, ya que las entidades cuentan con un plazo de cuatro semanas para estudiar la información y realizar, en su caso, la oferta vinculante.

El Banco de España evaluará la capacidad financiera y de gestión de los ofertantes para adjudicar la entidad intervenida y priorizará a aquellos que soliciten la menor cantidad de recursos públicos para digerir la CAM.

En el cuaderno de venta repartido por el Banco de España a las entidades a través de Bank of America Merrill Lynch figura un Esquema de Protección de Activos (EPA) que el organismo ofrecerá al comprador de la CAM a través del FROB para compensar las posibles pérdidas que afloren.

Asimismo, contempla una linea de crédito de liquidez que podría articularse a un plazo de tres años, ampliable a cinco, a un coste de Euríbor más el precio de seguro de impago (CDS) de la entidad compradora.