Menú Portada
De nuevo la poca transparencia de los números hace flojear a La Zarzuela

La austeridad de la Casa del Rey: más de 1,3 millones para el suministro de productos alimenticios para la Guardia Real pagados por el Ministerio de Defensa de Pedro Morenés

Octubre 21, 2014

El contrato cubre el ejercicio 2015 con prórroga para el año 2016
En el desglose de productos sorprenden partidas como la destinada a bollería industrial, de 12.200 euros y 89.400 euros para “productos varios” 
Este no es el único ejemplo de la escasa transparencia que muestran los números de la Casa Real. En el acto de la coronación, los gastos originados en el Congreso de los Diputados fueron asumidos por la Cámara Baja; la seguridad, por Defensa e Interior; la ornamentación, por el Ayuntamiento de Madrid; y hasta el ágape servido en el besamanos y encargado por la empresa Mallorca también conllevó gastos por parte de Patrimonio Nacional


Con la llegada al trono del nuevo Rey Felipe VI en sustitución de su padre don Juan Carlos I, la monarquía española ha comenzado un nuevo proyecto con el que recuperar el esplendor perdido en los últimos años. El primer pilar de esta regeneración se enmarca en la austeridad. El presupuesto de la Casa Real asciende a 7.775.040 euros, la cifra más baja desde el año 2004 en términos de asignación total y el descenso más acusado desde 2001 en cuestión de la asignación por habitante (0,167 euros).

No empero, no todo lo que es oro reluce en La Zarzuela. Y es que hay truco. No todos los gastos e incluyen en la partida total, aprovechando la coyuntura para ocultar cuantiosas partidas asumidas por los ministerios de Presidencia, Defensa, Asuntos Exteriores y Cooperación, Hacienda o Interior entre otros. Sin ir más lejos, la Jefatura de Administración Económica del Cuarto Militar de S.M. el Rey y Guardia Real anunciaba el pasado 9 de octubre el proceso de adjudicación para el “suministro de materias primas para la alimentación del personal autorizado con cargo a créditos de la Guardia Real”. Una Guardia Real que costea el Ministerio de Defensa de Pedro Morenés y, por lo tanto, sin cargo a los 7,7 millones del presupuesto de la Casa Real.

Una año de contrato con prórroga para el 2016

En total, y tan solo en esta adjudicación, el Estado pretende gastarse más de 1,3 millones de euros entre las anualidades de 2015 y una prórroga en 2016 a razón de 665.000 euros por año que incluirán carne, embutidos y ovoproductos (260.300 euros); pescados y productos precocinados (181.450 euros); productos varios (89.450 euros); bollería industrial (12.200 euros); derivados lácteos (35.150 euros); frutas, verduras, hortalizas y tubérculos (78.850 euros) y pan (7.600 euros).

Este no es el único ejemplo de la escasa transparencia que muestran los números de la Casa Real. En el acto de la coronación, los gastos originados en el Congreso de los Diputados fueron asumidos por la Cámara Baja; la seguridad, por Defensa e Interior; la ornamentación, por el Ayuntamiento de Madrid; y hasta el ágape servido en el besamanos y encargado por la empresa Mallorca también conllevó gastos por parte de Patrimonio Nacional: desde los trajes que se suministraron al personal de la empresa de catering hasta los empleado del Palacio Real.

La realidad es que, más allá de reducir el presupuesto de la Casa Real, más importante sería que se añadieran de forma clara y trasparente todos los gastos, sea quien sea el pagador, ya que todo el dinero sale de una única fuente: los contribuyentes.