Menú Portada
Por supuestamente atentar contra el honor del vicepresidente de Atresmedia y contar con el apoyo insólito de la FAPE

La Audiencia Provincial rechaza una demanda de Maurizio Carlotti contra Extraconfidencial.com en la que solicitaba 60.000 euros de indemnización

Junio 15, 2014

Según sentencia este Tribunal, como consecuencia del recurso interpuesto por el abogado Rafael Caro Moya, no fue vulneración del derecho al honor sino libertad de información, expresión y crítica

pq_929_carlotti1.jpg

Recientemente, la Sección Undécima de la Audiencia Provincial de Madrid integrada por los magistrados Antonio García Paredes, Agustín Gómez Salcedo y Beatriz Patiño Alves, dictaba sentencia por la que se desestimaba la demanda interpuesta por Maurizio Carlotti (entonces vicepresidente del Grupo Antena 3TV), y absolvía al director de este periódico, Gregorio Fernández del Amo, y a la sociedad editora, Extraconfidencial S.L. y “debemos absolver y absolvemos a los demandados de las pretensiones deducidas contra ellos, con imposición de las costas de la primera instancia a la parte demandante”.

La mencionada sentencia –que analizaremos en profundidad por la importancia que puede tener para la profesión periodística y que adjuntamos-, es consecuencia del magnífico recurso interpuesto por el abogado Rafael Caro Moya a otra dictada previamente por el Juzgado de Primera Instancia número 74 de Madrid.En esta se nos condenaba “a abonar a Maurizio Carlotti la suma de 60.000 euros en concepto de daño moral y abstenerse en el futuro de perpetrar similares intromisiones en el derecho al honor del actor”. Ni más ni menos.
 

“Carlotti, de fracaso en fracaso hasta la victoria final”

 

La citada sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid confirma que el artículo publicado por este periódico el 13 de Diciembre de 2007 –Mauricio Carlotti de fracaso en fracaso hasta la victoria final”, no era constitutivo de vulneración alguna del derecho al honor del citado hombre de la comunicación y desestimaba la reclamación de 60.000 euros. En aquella información se avanzaba la salida de Maurizio Carlotti como consejero delegado de Antena 3TV, la incertidumbre generada ante la composición del nuevo equipo directivo y se daba un nombre propio como su sustituto: Silvio González.

 

Vaya por delante una vez el agradecimiento al buen hacer del letrado Rafael Caro Moya en defensa de los derechos de este periódico y sus colaboradores frente a los continuos intentos de algunos “poderosos notorios mediáticos públicos personajes” por cercenar la libertad de expresión e información que nos asiste como periodistas. Un derecho a la libertad de expresión y de información que, en este caso concreto, no pareció compartir la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), llegando a emitir un dictamen, a través de su comité ¿deontológico?, extrayendo de su contexto las frases publicadas para hacer un artículo diferente al publicado. ¿Error consciente o inconsciente? ¿O es que existía interés previo del entonces responsable de la FAPE que firma el dictamen en sustentar una condena a futuro para este medio de comunicación?

 
Conclusiones contundentes

Les extractamos algunos de los párrafos de la Sentencia que, por su contenido, podría ser determinante en futuros conflictos legales Dicho esto, la sentencia no deja lugar a dudas:

  • Advirtiéndose la existencia de un conflicto entre los derechos a la libertad de información y de expresión y el derecho al honor, considera como punto de partida la posición prevalente que ostenta el derecho a la libre información y expresión y, examinar si, de acuerdo con las circunstancias concurrentes, en el terreno del peso relativo de los derechos que entran en colisión, esta prevalencia puede hacerse valer frente al derecho al honor de los actores”.
  • Todas esas expresiones, examinadas a la luz de los criterios jurisprudenciales, se puede considerar que responden al ejercicio de las libertades de información y de expresión dentro de un contexto de confrontación entre distintos medios de información, pero que no llegan a alcanzar la consideración de insultos o ultrajes que pudieran dar lugar a la prevalencia del derecho al honor individual sobre el ejercicio de aquellas libertades. Se informa sobre la evolución económica de una empresa de comunicación y sobre la incidencia de la gestión de uno de sus directivos sobre esa evolución, que se considera negativa”.  
  • Y o es reparo suficiente al requisito de la veracidad la referencia, errónea o inexacta, a la cena de Navidad en la que se hicieron comentarios desfavorables para el demandante. Ya que lo importante, no es la veracidad de un dato aislado o separado, sino la referencia valorativa a un contexto empresarial cierto, por más –a juicio de otros-, pudiera ser discutible”.
  • Consideramos, por tanto, que la juzgadora de instancia se apartó de los criterios sentados por el Tribunal Supremo en ese juicio de ponderación a que antes nos hemos referido. Y por ello el recurso debe ser estimado y la sentencia revocada, por cuanto que en el artículo que está a la base de la demanda no se aprecia intromisión alguna en el derecho al honor del demandante…
Maurizio Carlotti ha decidido recurrir esta sentencia ante el Tribunal Supremo pese que el Ministerio Fiscal es contrario al mismo.