Menú Portada
La nueva Fundación Bancaria será la primera de Europa continental y la tercera del mundo

La Asamblea General aprueba la transformación de “la Caixa” en la nueva Fundación Bancaria “la Caixa”

Mayo 22, 2014
pq_929_asamblea_caixa.jpg

La Asamblea General de la Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona, “la Caixa”, aprobó hoy la transformación de “la Caixa” en la nueva Fundación Bancaria Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona, “la Caixa”, la dotación de la fundación, los estatutos y la composición del Patronato, tal y como se establece en la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias del 27 de diciembre de 2013.

En el marco de la transformación en fundación bancaria, la Asamblea acordó también, por un lado, la disolución y liquidación de la actual Fundación “la Caixa”, aceptando la cesión global de sus activos y pasivos a favor de la Fundación Bancaria Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona, “la Caixa”, y, por otro, el traspaso a favor de Criteria CaixaHolding –íntegramente participada por “la Caixa”– de la participación de “la Caixa” en CaixaBank, de modo que la Fundación Bancaria pase a ostentar su participación en CaixaBank a través de Criteria, y de los instrumentos de deuda de los que es emisor “la Caixa”.

La nueva Fundación Bancaria “la Caixa” tendrá como actividades principales la gestión de la totalidad de la Obra Social, las de naturaleza financiera relativas a la gestión de su participación en CaixaBank, las de administración de los instrumentos de deuda que tienen a “la Caixa” como emisor, y las de gestión de las inversiones en sectores distintos del financiero agrupadas hasta el momento en Criteria CaixaHolding.

Cambiar para preservar lo esencial

El presidente del Grupo “la Caixa”, Isidro Fainé afirmó, durante su intervención ante la Asamblea General, que con esta transformación “volvemos a dar un paso adelante para que “la Caixa” siga haciendo camino con paso firme en este siglo XXI”, manteniéndose fiel a sus valores fundacionales. “Tenemos 110 años de historia y muchas cosas han cambiado a lo largo de estos años. Pero el modelo de “la Caixa” se ha adaptado a los cambios regulatorios y sigue siendo el mismo. Nuestros valores no cambian. Nuestro modelo, tampoco”, destacó Fainé.

Según Isidro Fainé, “la reorganización nos permite garantizar y reforzar nuestra actuación en todos los ámbitos: el financiero, el empresarial y el social; fortalecer la unidad del Grupo y obtener una mayor especialización y eficiencia”.

“La historia de esta institución es una historia de anticipación y de adaptación a cambios en el entorno regulatorio; a cambios económicos, sociales y tecnológicos; y a cambios en las preferencias y, sobre todo, en las necesidades de nuestros clientes y del conjunto de la sociedad. Así ha sido desde que Francesc Moragas fundó “la Caixa” el año 1904 y así ha continuado siendo, gracias al impulso continuador de los sucesivos directores y presidentes”, indicó Fainé.

En este sentido, Fainé aseguró que “hay principios que no se han transformado, ni lo harán nunca, y me refiero a la voluntad de avanzarnos a los acontecimientos y a la capacidad de adaptarnos constantemente a un mundo que no está quieto. Y no los cambiaremos para poder mantener nuestra vocación de servicio a la sociedad en nuestras tres vertientes: la financiera, la empresarial y la social. Actuando de una forma armónica y coherente para seguir impulsando aquello que nos identifica y nos hace diferentes: nuestro compromiso social”.

Isidro Fainé destacó que la entidad, “guiada por sus valores, ha procurado cumplir con su misión en todo momento. Desde el liderazgo, con voluntad de superación y sentido de la excelencia. Desde la confianza, con honestidad y profesionalidad, procurando ser coherentes entre lo que decimos y lo que hacemos. Y desde el compromiso social, ya que esta es nuestra esencia fundacional”.

Isidro Fainé trasladó un mensaje de “confianza en el futuro porque estamos convencidos que afrontaremos esta transformación con éxito para poder seguir haciendo y manteniendo la esencia de nuestra misión”. “El modelo de “la Caixa” continúa siendo más vigente que nunca: Si hoy no existiera “la Caixa”, deberíamos crearla”, aseguró.

Relación sólida y duradera con CaixaBank

El presidente de “la Caixa” explicó que “la Ley nos fuerza a transformarnos en Fundación Bancaria, pero nuestra unión con CaixaBank es sólida y duradera, y nuestros destinos deben mantenerse ineludiblemente unidos”, indicó.

Además, quiso recalcar que “la Obra Social no cambiará. Seguiremos trabajando para mantenerla y reforzarla tal como hemos hecho hasta ahora”. En este sentido, señaló que la Fundación Bancaria “la Caixa” nace con una dotación fundacional de 5.868 millones de euros –equivalente al 0,6% del PIB español actual– y gestionará un presupuesto para la Obra Social de 500 millones de euros. La nueva Fundación Bancaria dispondrá de unos activos netos de 20.000 millones de euros, convirtiéndose en la primera Fundación de Europa continental y la tercera del mundo.

“Con la transformación que proponemos, “la Caixa” cerrará con éxito un ciclo que inició en octubre de 2007. Han pasado 7 años, buena parte de ellos de crisis, en los cuales las adaptaciones han sido continuas”, indicó Isidro Fainé, quien resaltó que “lo más satisfactorio para nosotros es que en este periodo hemos podido seguir sumando clientes, estando a su lado, seguir sumando accionistas, y seguir sumando Obra Social”.

Durante su discurso, Fainé tuvo un recuerdo muy especial para el ex presidente de la entidad, Ricardo Fornesa, de quien destacó su tenacidad, sobriedad, responsabilidad y cercanía. “Fue un presidente ejemplar”, añadió.

Adaptarse manteniendo las prioridades estratégicas

El director general de “la Caixa”, Juan María Nin, señaló que, “en un entorno normativo exigente y cambiante, “la Caixa” ha evolucionado, adaptándose con flexibilidad y manteniendo sus prioridades estratégicas: crecer, estando muy cerca de los clientes y ofreciendo la máxima calidad de servicio; reforzar la fortaleza financiera y mantener el retorno a la sociedad con una Obra Social de gran impacto”.

“La nueva Fundación Bancaria “la Caixa” -añadió Nin- nace con una dotación fundacional de 5.868 millones de euros, con unos fondos propios consolidados de 16.519 millones, y un valor de mercado, a 31 de marzo de 2014, de 19.837 millones. Esto nos sitúa en una nueva fase desde el punto de vista organizativo, que se adapta a las exigencias regulatorias actuales, pero que no cambia nuestros principios y valores”.

Juan María Nin recordó que, desde 2007, la entidad ha crecido un 30% más en clientes, un 36% más en recursos y un 28% más en cartera crediticia. La liquidez disponible se ha multiplicado por 2,4 y la ratio de solvencia ha pasado del 8% al 12,7%.

El director general de “la Caixa” destacó que con el Plan Estratégico 2007-2010 “mejoramos la diversificación del riesgo, el negocio y la estructura de capital, impulsamos los segmentos de negocio en los que aún teníamos poca presencia, desarrollando estructuras y propuestas de valor y atención adaptadas a las necesidades de los clientes, lo que nos ha permitido materializar un crecimiento orgánico muy potente”.

“Con el Plan Estratégico 2011-2014 hemos participado muy activamente en la reestructuración del sistema financiero. Estas adquisiciones también nos han permitido avanzar hacia una estructura de ingresos más potente y conectada al negocio de banca de particulares y hacia una estructura de costes alineada con la nueva realidad del negocio bancario y del comportamiento de los clientes”, explicó Juan María Nin.

Aprobación de las cuentas

La Asamblea General de “la Caixa” aprobó las Cuentas Anuales y los Informes de Gestión del ejercicio 2013, tanto individuales como consolidados, así como la gestión del Consejo de Administración y la aplicación de resultados.

Asimismo, la Asamblea aprobó la Memoria y los Estados Financieros de la Obra Social referidos a 2013, y el presupuesto de 2014, que asciende a 500 millones de euros por séptimo año consecutivo.