Menú Portada
Apenas afectará a 400.000 contribuyentes

La ampliación de la exención del IRPF a rentas inferiores a 12.000 euros solo costará 19,7 millones, según Gestha

Febrero 26, 2014
pq_939_rajoy_debate.jpg

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) estiman que la ampliación de la exención del pago del Impuesto de la Renta (IRPF) dirigida a las rentas inferiores a 12.000 euros brutos anuales supondrá un desembolso de 19,7 millones de euros para las arcas públicas, lo que supone un ahorro medio de 49 euros anuales por cada mileurista (al pie de la nota se adjuntan los datos provinciales y autonómicos).

Esta medida, anunciada ayer por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en el Debate del Estado de la Nación, entrará en vigor en 2015 y podría afectar, según Gestha, a casi 402.000 personas si se incluyen asalariados y pensionistas con ingresos brutos entre 11.121,2 y 12.000 euros anuales, que son los que actualmente tributan.

Sin embargo, los asalariados y pensionistas que reciben rentas del trabajo inferiores a 12.000 euros son más, ya que ascienden a 12 millones de personas, aunque no todos se verán afectados por esta nueva medida debido a que la mayoría, los que ganan menos de 11.121,2 euros, ya no tributan nada a Hacienda desde el año 2010.

El número de personas afectadas incluye tanto a los declarantes del IRPF, como a las personas no declarantes aunque no estén obligadas a presentar la declaración.

De confirmarse la medida, la rebaja incluiría tanto a los declarantes del IRPF como a aquellos que no están obligados a presentar la declaración de la Renta –es decir, en general, aquellas que con un pagador ganan menos de 22.000 euros brutos anuales y las que, con más de un pagador, perciben menos de 11.200 euros al año–, cualquiera que sea la retención que soporten hasta la fecha.

Los contribuyentes que ya están exentos

Pese al eco mediático que tuvo el anuncio realizado ayer por el presidente Rajoy, los Técnicos de Hacienda recuerdan que actualmente la práctica totalidad de estos colectivos están exentos del pago del IRPF, como son los pensionistas de más de 75 años que realizan la declaración individual o las parejas con dos hijos que presentan la declaración conjunta, casos en los que el mínimo exento supera los 12.000 euros brutos anuales.

Por otro lado, las rentas del ahorro seguirán soportando la misma carga fiscal que hasta ahora y, en su caso, la retención a cuenta, sea cual sea la cuantía de la renta general que perciba el ahorrador.

Según el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, “el anuncio fiscal del presidente ha estado envuelto de cierta ambigüedad y confusión, por lo que deberemos estar muy pendientes de lo que finalmente se apruebe en la reforma fiscal que se conocerá el próximo mes de marzo, ya que el Ejecutivo no descarta elevar los mínimos personales por hijos y por los ascendientes y personas con discapacidad que convivan con el contribuyente”.