Menú Portada
El Instituto de la Mujer que dirige Laura Seara cuenta con la co-financiación del Fondo Social Europeo

La “amiga” de Aído gasta más de 265.000 euros para subvencionar la “igualdad” en el Cine y el Arte

Marzo 1, 2011
pq_925_seara_aido.jpg

Corren buenos tiempos para aquellos artistas que busquen fomentar la “igualdad” en todos sus proyectos culturales, cualquier cosa que signifique eso. El Instituto de la Mujer se ha puesto manos a la obra y ha decidido que la apuesta de Bibiana Aído por la no exclusión de las mujeres debe continuar, ahora en el mundo de la Cultura.

Para ello, la institución dirigida por Laura Seara -amiga de la ex ministra Aído desde hace diez años, tal y como confesaron ambas en la toma de posesión de la primera-, ha anunciado la concesión de ayudas para la “creación” por un total de 265.000 euros, cifra nada desdeñable, pero que en principio contará con la co-financiación del Fondo Social Europeo.

Los beneficiados, los de siempre

¿Y quiénes serán los beneficiados por esta entrega de dinero? Pues, como viene siendo tónica habitual, el mundo del Cine es el que mejor parado sale de este ´empujón´ económico. Así, llama la atención que uno de los receptores de la mayor parte de la subvención sea el Festival de Cine de Málaga, que en los últimos años ha tratado de convertirse en trampolín de películas españolas, en muchos casos de dudosa calidad. ´Fuga de cerebros´, ´Que se mueran los feos´ o ´Café sólo o con ellas´ han sido algunos de los largometrajes presentados en este certamen. Las ayudas del Instituto de la Mujer ascienden a 12.000 euros.

En esta misma línea, hasta seis documentales son incluidos en la lista de receptores de ayuda, uno de ellos alcanzando 15.000 euros (la mayor cantidad destinada a un único proyecto). Además del Festival de Málaga, otros cinco certámenes más minoritarios se convierten en receptores de subvención, mientras que otras tres películas también son incluidas en las ayudas.

Amistades nada peligrosas

Fuera del universo del celuloide, también destacan las ayudas de casi 6.000 euros para la Plataforma de mujeres cantantes, escritoras y artistas, encabezadas por Cristina del Valle, ex Amistades Peligrosas. Esta Asociación, que llegó a viajar a Bagdad para decir el ya famoso “No a la Guerra” en el año 2003, ha desplazada en los últimos años a un numeroso colectivo de mujeres y periodistas en viajes que les han llevado por países como Palestina o Guatemala, con el objetivo de “luchar contra la violencia de género”, tal y como recoge su página en Facebook.

En época de crisis y, teniendo en cuenta las polémicas ayudas repartidas a diestro y siniestro por el Instituto de Cinematografía, no estaría mal que este organismo se replantease si siguen siendo necesarias este tipo de subvenciones para el mundo de la cultura. Porque otros muchos sectores de la sociedad española sí que realmente lo necesitan y perentoriamente.