Menú Portada

La afición del Málaga se vuelve contra Juande Ramos: “Estábamos acostumbrados a uno que trabajaba y hemos vuelto al golf”

Septiembre 20, 2016
juande-malaga

En ‘Extraconfidencial.com’ ya advertimos hace un tiempo de los peligros que conllevaba la llegada de Juande Ramos al banquillo del Málaga. El técnico manchego, después de una serie de malos resultados, ya ha enseñado la patita, al acusar a su plantilla de “no tener calidad”. Ocurrió el pasado sábado, después de la derrota de la escuadra de Martiricos ante la Unión Deportiva Las Palmas. El entrenador, eso sí, criticó a los suyos de forma velada: “No puedo reprochar nada a mis jugadores porque lo han dado todo. La falta de acierto es una cuestión de calidad”. Para Juande, una de las plantillas que mejor se han reforzado en el pasado mercado estival (aseverado por los principales expertos) carece de calidad. Curioso.

La afición se cansa

La ilusión de hace unos meses ha virado primero en decepción y ahora parece convertirse en auténtica indignación. La afición malaguista tenía motivos para el optimismo. En primer lugar, el jeque Al Thani se ha involucrado más en los últimos tiempos, lo que ha revertido en fichajes de reputados futbolistas como Keko o Sandro. También conviene recordar que el equipo terminó la pretemporada invicto, lo que invitaba a pensar que en la Liga podría luchar por volver a Europa. Inclusive la llegada del propio Juande levantó a la masa social del Málaga, consciente de que se trataba de un entrenador con pedigrí. Todo esto se ha desmoronado tras cuatro partidos.

El equipo de Juande comenzó empatando en casa ante un recién ascendido –Osasuna– para después rascar un empate en Cornellá tras remontar un 2-0 en contra. Los dos últimos choques los perdió ante el Villarreal en La Rosaleda y ante la Unión Deportiva Las Palmas en el Estadio de Gran Canaria. Más allá de lo de los resultados, las sensaciones que está dejando el equipo de la Costa del Sol no son positivas: no existe un patrón de juego definido y los futbolistas juegan por mera intuición.

Así las cosas, no resulta extraña la elocuencia con la que se han expresado los seguidores blanquiazules en las redes sociales durante las últimas horas. Un buen ejemplo es este: “Estábamos acostumbrados a uno que trabajaba y hemos vuelto al golf”. Esto último es una clara referencia a Bernd Schuster, a quien se acusó en su momento de trabajar poco y dedicarse a uno de sus hobbies preferidos (jugar al golf) en su estancia en la Costa del Sol. Otros comentarios inciden en el alto nivel de los refuerzos malacitanos: “El año con mejor plantilla y Juande se lo está cargando. Es triste ver a este equipo sin saber a qué juega”.

Primer enfrentamiento con los jugadores

Por si esto fuera poco, el primer encontronazo (público) entre entrenador y jugadores no se hizo esperar. Tras la derrota del pasado sábado, Juande Ramos afirmó que los goles no llegaban por falta de calidad, alocución a la que se vio obligado a responder Ignacio Camacho. El centrocampista -uno de los capitanes y jugador franquicia de la plantilla- dio la cara por sus compañeros lanzando un mensaje a su técnico: “Puede que nos falten ideas en la salida de balón. Tenemos que estar unidos y saber a lo que jugamos”. Más claro, agua.

No es la primera vez que Juande Ramos da la espalda a los suyos ante los medios de comunicación. En este mismo portal ya recordamos una salida de tono similar después del 2-6 que recibió por parte del Barça cuando entrenaba al Real Madrid. Este martes (20:00 horas, La Rosaleda) ante el Eibar, asistiremos a un nuevo capítulo de este serial.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99