Menú Portada
La huelga de clubes cobra cuerpo, pero se deja para el 28 de julio la posible convocatoria

La AFE advierte a sus jugadores que hay clubes sin garantías de que paguen

Julio 22, 2009

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha comunicado a sus afiliados que hay cinco clubes de los que componen la Liga de Fútbol Profesional, que se hallan en situación económica complicada y que podrían no hace frente a los futuros contratos. Por otro lado, los clubes decidieron ayer en asamblea dejar para el próximo 28 de julio la posible convocatoria de una huelga si la Comisión Nacional de la Competencia insiste en mantener el límite de tres años para los contratos televisivos.

pq__valla.jpg

Bajan turbias las aguas de la Liga española de fútbol, otrora tenida como la mejor el mundo, pero que por muchos y variados conceptos dejó de serlo hace un par de años. A la amenaza subliminal de huelga si la CNC impide contratos por períodos superiores a los tres años con cadenas televisivas, se une, por ejemplo, la advertencia de la propia LFP de que algunos de sus miembros no están en condiciones de hacer frente a futuros pagos.
Concretamente son cinco los clubes señalados con el dedo: Valladolid y Xerez Deportivo de Primera, y Hércules, Albacete y Alicante, de Segunda. Los alicantinos han bajado esta temporada a Segunda B, con lo que el problema va a ser aún mayor. Esta advertencia sólo significa que aquellos jugadores que firmen con estos clubes no tendrán el respaldo económico de la Liga y por tanto el sindicato AFE no podrá exigir el cobro de los nuevos contratos.
Estos clubes deberán cumplir la reglamentación y a todos los futbolistas que firme a partir de ahora deberá exponerle la situación y lo que conlleva, principalmente que la AFE no les garantiza lo estipulado en Convenido Colectivo en caso de Ley Concursal o descenso por impago del club.
Las medidas sólo afectan para los nuevos contratos, no para los que estén en vigor ni tan siquiera para los que lo renueven. Los nuevos fichajes podrán rescindir unilateralmente el contrato si los clubes no les informan de este detalle.

El 28 de julio, día clave

El día 31 de julio aquellos clubes que no estén al corriente con sus jugadores perderán la categoría. Los cinco mencionados se encuentran en esa situación junto a otros cuantos más de entre Segunda y Segunda B.
Pero tres días antes, la asamblea de la LFP se volverá reunir para decidir qué hace si la CNC mantiene su imposición de no permitir contratos con las productoras televisivas por períodos superiores a los tres años. Actualmente todos los contratos son de cinco años y romperlos acarrearía la quiebra de clubes y productoras, porque ésta no podrían pagar lo firmado al no ser rentables las cifras firmadas por un lustro y que se han prorrateado anualmente.
La LFP no habla de huelga sino de retraso en el inicio de la competición. Y preguntarán qué conseguirían con ello. Simplemente presionar, porque la Liga está previsto que acabe el 16 de mayo y la Copa el 26 dese mismo mes, para que la selección tenga tiempo para preparar el Mundial. Si la competición se retrasa quien sufrirá las consecuencias será la selección. Y ahí entrarán más parte en conflicto.