Menú Portada

La Aerolínea británica low cost Easyjet condenada por vulnerar el derecho a la libertad sindical

Julio 20, 2017
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La temporada de vacaciones del 2017 difícilmente puede arrancar peor para la compañía low cost británica Easyjet. Los retrasos se multiplican, incluso en días de poco tránsito, como ocurrió el pasado martes en Barajas en su vuelo de conexión al Aeropuerto londinense de Luton, tal y como informó Extraconfidencial.com.

También se multiplican otros incidentes más graves en los que la Aerolínea británica ha tenido que salir al paso de forma poco creíble. Hace tres semanas pasajeros de un vuelo Málaga-Bristol afirmaron que el piloto, tras 36 horas de retraso, preguntó a los pasajeros si querían volar con un motor defectuoso. El escándalo fue tan mayúsculo que la línea aérea tuvo que salir al paso con la siguiente explicación: “El piloto intentó usar un motor para iniciar el otro”, en lo que es “un procedimiento estándar”. Como era consciente que los pasajeros ya habían sufrido “un retraso considerable”, les preguntó “si querían salir del avión o quedarse mientras se procedía a este proceso de encendido”. Una explicación que convence a muy pocos.

Vulneración de los derechos sindicales

Sea de una forma u otra, queda claro que con Easyjet la realidad supera la ficción y que el beneficio está por encima del resto de las consideraciones, incluso con sus trabajadores. Pero no todo es gratis. Así lo acaba de confirmar el Tribunal Supremo en la condena a la empresa Easy-Jet Handling Spain S.A. a pagar 1.000 euros por daños morales y al abono de las costas judiciales a un trabajador

En la sentencia queda probada que Easyjet vulneró el derecho a la libertad sindical de un delegado de la Confederación General del Trabajo (CGT), que había solicitado a la empresa los derechos amparados en la Ley Orgánica de Libertad Sindical. En concreto, se reclamaba su crédito sindical para poder empezar a hacer uso de sus 30 horas semanales pero la empresa mostró su desacuerdo. Inmediatamente se inició una reclamación ante la Audiencia Nacional al entender que la misma estaba vulnerando un derecho fundamental de la plantilla.

La Audiencia Nacional condenó el 19 de mayo a Easyjet, que recurrió la sentencia. Pero el pasado 6 de junio, el Tribunal Supremo ha resuelto el recurso de casación de la misma ratificando lo expresado en mayo por la Audiencia Nacional y que obliga al pago de la indemnización y al abono de las costas derivadas del procedimiento jurídico. Easyjet, erre que erre.