Menú Portada
Por encima de Grecia

Krugman también afirma que España representa el mayor riesgo para el euro

Febrero 3, 2010

El Nobel de Economía, Paul Krugman, se hace eco de las advertencias vertidas recientemente por el profesor de la Universidad de Nueva York Nouriel Roubini en el Foro Económico Mundial celebrado en Davos que apuntaban a España como el principal riesgo para el euro, incluso por encima de Grecia.

pq_922_paul_krugman.jpg

En un artículo publicado en su blog del diario The New York Times, Krugman advierte de que “la mayor dificultad (de la eurozona) no es Grecia, sino España”, y subraya que el problema real en el bloque del euro está relacionado con el hecho de que la política monetaria de la región no ofrece respuestas a los países del área que se encuentran en dificultades.

El economista centra su artículo en la defensa del gasto público como respuesta a la crisis, y para ello hace hincapié en que España registraba superávit presupuestarios hasta hace unos pocos años y señala que el actual déficit es consecuencia de su “colapso económico”.

En el reciente Foro Económico Mundial celebrado en la localidad suiza de Davos, el profesor de la Universidad de Nueva York Nouriel Roubini advirtió de que la caída de Grecia supondría un problema para la zona euro, mientras que la de España representaría “un desastre”.

En este sentido, el también conocido como Doctor Doom (Doctor Fatalidad), recomienda en un artículo publicado por el diario británico Financial Times que Grecia y otros países como España deberían seguir a Irlanda, Hungría o Letonia en diseñar un plan de consolidación fiscal creíble con drásticos recortes del gasto público, controlables por el Gobierno, en vez de subidas de impuestos, para lograr una devaluación interna mediante bajadas salariales y reformas estructurales que aporten competitividad.

En el caso de España, Roubini subraya que, igual que Irlanda, cuenta con un enorme pasivo en su sector bancario derivado del endeudamiento hipotecario. “Su modelo de crecimiento, la construcción residencial impulsada por el boom de precios, está caduco”, señala y advierte de la necesidad de consolidación fiscal y reformas estructurales que restauren la sostenibilidad del crecimiento y permitan reducir el desempleo.

“Grecia ha sido hasta ahora un accidente a punto de ocurrir debido a su elevado endeudamiento público y falta de competitividad, pero sus problemas no son únicos”, apostilla el economista.