Menú Portada
El hijo de la tonadillera Isabel Pantoja conoce el poder de la prensa y quiere ganársela

Kiko Rivera quiere ser artista

Febrero 3, 2008

Siempre en el ojo del huracán. A veces porque él mismo lo provoca, a veces porque es noticia haga lo que haga. Desde que rasgó su romance con Tamara, la joven bailarina que le conquistó el corazón, Kiko Rivera se ha convertido en uno de los personajes más buscados.

pq_445_kikito1.JPG

Sus silencios, casi sepulcrales, le dotan de un misticismo embrutecedor, sobre todo porque el orondo jovenzuelo ha descubierto el filón económico que puede conseguir explotando su imagen. Atrás quedaron aquellas imágenes en las que mascullaba que nunca vendería su vida por dinero. Kiko se ha puesto en manos de un avezado y reconocido representante de artistas para que su fama de borde e iracundo se torne nobleza y cercanía ante el gran público.
Ardua tarea, pues el hijo de la tonadillera Isabel Pantoja no parece dispuesto a dialogar con aquellos periodistas que no le correspondan con un generoso talón. Ha aprendido que sus declaraciones se cotizan al alza. Igual que dejarse inmortalizar cuando acude a la inauguración de un local de copas, o al estreno de una película.
Kiko ha fijado su caché en algo más de diez mil euros por posar ante las cámaras de televisión. La suma asciende a los doce mil euros si se le contrata para, además, conversar con los medios de comunicación. Eso sí, las cuestiones nunca deben estar relacionadas con su agitada vida privada. Es toda una estrella.

Cumpliendo sueños

En estos momentos se estudia detenidamente qué papel puede desempeñar Kiko Rivera en el frenético mundo del show bussines, pues aspira a convertirse en un artista todoterreno, capaz de hacer vibrar a sus múltiples seguidoras. Aunque descarta dedicarse a la canción, puede que muy pronto lo veamos subido a un escenario golpeando una guitarra eléctrica, o intentando entonar el “Paquito el Chocolatero” con una flauta travesera.
Lo que sí es seguro es que ofrecerá una rueda de prensa para airear su nueva faceta profesional y aclarar hasta qué punto se siente artista… De momento, su representante ha conseguido que le contraten para protagonizar una campaña de publicidad relacionada con el mobiliario doméstico, y en la actualidad negocia a marchas forzadas ser imagen de una firma de moda masculina, siguiendo los pasos de su hermano Cayetano.
¡Suena a letra de chirigota gaditana! Y mientras todo esto ocurre, Isabel Pantoja, la voz por excelencia de la tonadilla, se prepara para deleitar a los melómanos en el concierto que ofrecerá el próximo fin de semana en Valencia.

Por Saúl Ortiz